La COP28 pone de relieve los riesgos climáticos para la salud

salud

Los representantes de los países que asisten a la cumbre COP28 de Dubai han hecho hincapié en las consecuencias del cambio climático para la salud, entre ellas los 7 millones de muertes anuales atribuidas a la contaminación atmosférica. El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, habló de la necesidad urgente de hacer frente a estas amenazas para la salud, marcando el «Día de la Salud» inaugural de la cumbre.

Los debates también se centraron en la limitación del calentamiento global a 1,5 grados centígrados y el aumento de enfermedades como el cólera y la malaria debido a los cambios meteorológicos inducidos por el clima. El Papa Francisco, que participó a distancia, hizo un llamamiento a superar los desafíos inducidos por el nacionalismo.

El ministerio de salud tailandés propone la atención integral del cáncer como política clave 2024

Un anuncio importante fue el de 50 empresas petroleras y de gas que se comprometieron a reducir casi a cero las emisiones de metano para 2030. Sin embargo, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, criticó estos compromisos por excluir las emisiones procedentes del consumo de combustibles fósiles.

El enviado de EE.UU. para el Clima, John Kerry, también subrayó el impacto del cambio climático en la salud humana y la migración, al tiempo que destacó los esfuerzos de EE.UU. para reducir las emisiones del sector sanitario. Esto incluye medidas para reducir las emisiones de residuos de anestesia en todos los hospitales del país.

50 empresas petroleras y de gas se comprometieron a reducir casi a cero las emisiones de metano para 2030

La declaración de la COP28, respaldada por 120 países, reconoce la relación entre la salud y el cambio climático, pero no llega a abordar la eliminación progresiva de los combustibles fósiles. En su lugar, se centra en frenar la contaminación del sector sanitario.

+ posts

Buscá en Reporte Asia