El K-pop en evolución: más allá de las fronteras y definiciones tradicionales

K-pop

Las principales compañías de entretenimiento de Corea, como HYBE, JYP y SM Entertainment, están expandiéndose al asociarse con socios internacionales para crear artistas locales con su astuta estilización pop. Esto plantea la pregunta de qué es exactamente el K-pop y cómo ha cambiado su definición en la última década.

Aunque la presencia y la aceptación generalizada del K-pop han crecido a nivel mundial, la definición de K-pop hoy en día es más complicada que nunca.

Para entender la esencia del K-pop, podemos identificar algunas características clave fundamentales. En primer lugar, la naturaleza multifacética de las producciones es una piedra angular del género y lo que constituye su éxito para obtener un profundo apoyo de los fanáticos.

Los álbumes de K-pop se conceptualizan como proyectos integrales. Estos lanzamientos van más allá de simples colecciones de canciones: incorporan temas cohesivos que impregnan cada aspecto, desde la música y la coreografía hasta la moda y los mensajes generales. Los y las fans se sienten intrigados no solo por la música y las actuaciones, sino también por los temas más amplios que el artista representa en sus proyectos. Un grupo de K-pop de primera generación como H.O.T. de los años 90 ayudó a dar forma a esta idea, compartiendo canciones en álbumes exitosos como «We Hate All Kinds of Violence» y «Wolf and Sheep», que abordaban las experiencias de los jóvenes con la escuela, el acoso y el autodescubrimiento.

La importante estrategia de marketing coreana

Además, la estrategia de lanzamiento en el K-pop desafía el modelo tradicional de sencillos que conducen a un álbum completo. Los artistas generan anticipación anunciando proyectos con aproximadamente un mes de antelación y mantienen la emoción alta durante todo el período promocional. Un mes de adelantos culmina en el lanzamiento simultáneo de la nueva música, el sencillo, el video musical y el álbum completo. La primera actuación en vivo de la nueva música tiende a ocurrir dentro de las 24 horas del lanzamiento del álbum.

Esta estrategia mantiene el interés y la emoción de los y las fans en los rápidos espacios digitales de la música y los medios y también permite a los artistas regresar con múltiples lanzamientos musicales al año, fomentando una relación aún más dinámica y comprometida con su audiencia.

Los parámetros de la industria distinguen aún más al K-pop de otros géneros o escenas musicales. A menudo, los posibles cantantes son descubiertos por la discográfica o a través de audiciones, y se les entrena meticulosamente bajo una agencia. El énfasis en la formación es crítico, ya que los artistas se consideran listos para debutar solo cuando pueden encarnar la imagen idealizada de «ídolos» con habilidades de canto y actuación de primera categoría. La formación mediática también es parte integral de su desarrollo, preparándolos para navegar entrevistas formales y apariciones públicas de manera efectiva.

El Kpop como un proyecto global

A lo largo de la última década, el género se ha expandido más allá de las fronteras coreanas, dando la bienvenida a artistas de Japón, China, Tailandia, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos y últimamente se ha diversificado aún más con artistas de Vietnam, Indonesia, Filipinas, India, Brasil, España, el Reino Unido y más.

Aunque los experimentos iniciales han arrojado resultados mixtos hasta ahora, las principales compañías de entretenimiento como JYP, HYBE y SM Entertainment están persiguiendo activamente iniciativas de globalización.

Estos proyectos destacan la idea de que el atractivo del K-pop trasciende las etnias y las fronteras geográficas. La colaboración entre potencias del entretenimiento de Estados Unidos y Corea demuestra un esfuerzo concertado para redefinir el K-pop como un fenómeno global, mostrando que no está limitado a una apariencia, etnia o estilo específicos.

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

Buscá en Reporte Asia