Catástrofe en Taiwán: devastador terremoto de 7,7 grados desata el caos con más de 900 heridos y temores de tsunamis

Taiwán terremoto

Un terremoto de magnitud 7,7 sacudió la costa oriental de Taiwán, causando al menos nueve muertos y más de 900 heridos en el temblor más fuerte de la isla en 25 años, mientras un pequeño tsunami alcanzaba las islas cercanas del suroeste de Japón.

El mayor sismo desde el que sacudió el centro de Taiwán en 1999, provocó corrimientos de tierra en el condado de Hualien y la pérdida de contacto de más de 50 personas, según informaron las autoridades locales.

También se cree que cerca de 1.000 personas han quedado atrapadas en el parque de Taroko, un importante lugar turístico con un desfiladero en una zona montañosa, según informes locales.

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, creó una oficina de respuesta de emergencia y envió personal militar a las zonas afectadas por el terremoto para realizar operaciones de socorro. El presidente electo Lai Ching-te, actual vicepresidente que será investido sucesor de Tsai el 20 de mayo, visitó Hualien, la localidad más afectada, y afirmó que salvar vidas es la máxima prioridad.

Se suspendieron parcialmente los servicios ferroviarios de alta velocidad en la isla y se cerraron las principales autopistas del este debido a los escombros, pero se confirmó la seguridad de todas sus centrales nucleares.

En Japón, mientras tanto, su agencia meteorológica dijo que pequeños tsunamis de hasta 30 cm alcanzaron las islas de Yonaguni, Ishigaki y Miyako en la prefectura de Okinawa. Posteriormente se levantó el aviso de tsunami para la prefectura meridional.

Las autoridades taiwanesas dijeron que el epicentro del temblor de las 7:58 a.m. se situó a una profundidad de 15,5 km en el Océano Pacífico, 25 km al sur-sureste del ayuntamiento del condado de Hualien. La autoridad meteorológica de Taiwán cifró la magnitud del seísmo en 7,2, mientras que la de Japón dijo que registró 7,7.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, afirmó que Japón «ofrecerá apoyo rápidamente» a Taiwán si lo solicita. En un mensaje en Twitter, el primer ministro calificó a Taiwán de «vecino al otro lado del mar» y expresó sus condolencias a las víctimas del seísmo.

En Hualien, el seísmo hizo que un edificio de cinco plantas se inclinara y se derrumbara su primera planta, mientras que otro de nueve plantas también quedó inclinado. Escuelas y oficinas suspendieron sus actividades.

El temblor se sintió en todo Taiwán y una serie de réplicas siguieron sacudiendo la isla, con las escuelas evacuando a los niños a campos deportivos abiertos por seguridad. En la capital, Taipei, se han desprendido escombros de algunos edificios y monumentos, entre ellos el arco del Chiang Kai-shek Memorial Hall, según informan los medios locales.

+ posts

Buscá en Reporte Asia