Perspectivas mixtas para la campaña de cítricos 2023/2024

campaña de cítricos

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado su pronóstico para la campaña de cítricos 2023/2024, anticipando una producción total de 5,754 millones de toneladas. Este volumen representa un modesto incremento del 0,4% respecto a la temporada anterior, aunque es un 14,4% inferior a la media de los últimos cinco años. Estos números sugieren la segunda cosecha más baja en los últimos once años, afectada significativamente por condiciones climáticas extremas como la sequía y las olas de calor.

Detalles por Producto

Se proyecta que la producción de naranjas para la campaña 2023/2024 alcanzará los 2,643 millones de toneladas, lo que representa una notable disminución del 8,2% en comparación con la temporada anterior. Este descenso es aún más significativo cuando se considera que esta cifra está un 24% por debajo del promedio de los últimos cinco años. La reducción en la producción de naranjas refleja los retos enfrentados por el sector, incluyendo factores climáticos adversos y cambios en las prácticas agrícolas.

En contraste, la producción de pequeños cítricos se espera que se mantenga estable, alcanzando 1,853 millones de toneladas. A pesar de esta estabilidad, la producción actual sigue siendo un 12,7% inferior a la media de los últimos cinco años. Esta tendencia sugiere que, aunque la producción ha logrado mantenerse constante en el corto plazo, aún enfrenta desafíos para alcanzar los niveles de producción históricos.

En un giro positivo para la industria citrícola, la producción de limones está prevista en 1.167.444 toneladas, un volumen que no solo supera en un 28% la cosecha anterior, sino que también representa un 13% más que el promedio de los últimos cinco años. Este incremento récord es un indicador alentador de recuperación y resiliencia en el sector de los cítricos, especialmente en la producción de limones.

Finalmente, para los pomelos, se anticipa un leve aumento en la producción, llegando a 79.582 toneladas. Este incremento, aunque modesto, es una señal positiva para los productores de pomelo, indicando una capacidad para adaptarse y mejorar en comparación con temporadas anteriores. La producción de pomelos sigue mostrando un crecimiento gradual, adaptándose a las demandas del mercado y a las condiciones cambiantes de cultivo.

Contexto Internacional

La escena internacional de la citricultura muestra signos de una robusta recuperación en la temporada 2023-24, según informes de la Organización Mundial de Cítricos (WCO). Se estima que la producción total de cítricos en el hemisferio norte alcanzará los 28.976.001 toneladas, marcando un aumento del 12,2% en comparación con la temporada anterior. Este aumento no solo supera las expectativas previas, sino que también representa un crecimiento del 1,48% sobre la media de las cuatro últimas temporadas. 

Este panorama positivo refleja la capacidad de resiliencia y adaptación del sector frente a los desafíos climáticos y de mercado recientes. Es particularmente notable el progreso en países como Turquía y Egipto, que han mostrado avances significativos en su producción citrícola, contribuyendo de manera importante a este aumento global.

Innovación y adaptación: la respuesta de Paramérica a los desafíos del sector citrícola en Argentina

Mientras algunas naciones experimentan un crecimiento pronunciado, otros países del hemisferio norte presentan incrementos más modestos en su producción de cítricos. Esta variabilidad regional refleja las diferencias en las condiciones climáticas, prácticas agrícolas, y desafíos específicos de cada país. Por ejemplo, mientras Turquía y Egipto han logrado avances notables, otros, aunque manteniendo una tendencia positiva, muestran incrementos más contenidos. Este patrón heterogéneo subraya la complejidad del mercado global de cítricos, donde factores como las políticas agrícolas nacionales, las inversiones en tecnología y las respuestas a las enfermedades de los cítricos juegan un rol crucial en la configuración de la producción global. La capacidad de adaptarse a estos factores será determinante para el éxito continuado en el sector citrícola mundial.

Perspectivas Nacionales

En Argentina, el año 2023-2024 se perfila como un período crucial para el sector de la citricultura. La producción de cítricos en el país se caracteriza por una clara división regional: el noroeste, principalmente concentrado en la producción de limones, y el noreste, enfocado en la producción de mandarinas y naranjas. Dentro de esta estructura, la provincia de Tucumán emerge como un gigante en la producción de limón, aportando más del 80% del total nacional. Este liderazgo no solo refleja la riqueza agrícola de la región sino también la especialización y eficiencia de sus prácticas de cultivo. 

Sin embargo, a pesar de estos éxitos, la industria citrícola argentina enfrenta desafíos significativos. Entre ellos, el Huanglongbing (HLB), también conocido como «greening», una enfermedad devastadora para los cítricos, representa una amenaza constante. Junto con esto, las condiciones climáticas adversas, incluyendo sequías y temperaturas extremas, ponen a prueba la resiliencia y capacidad adaptativa del sector.

La amenaza del Huanglongbing (HLB) y los retos climáticos requieren una respuesta proactiva y coordinada de toda la industria citrícola argentina. La lucha contra el HLB implica no solo medidas fitosanitarias rigurosas sino también una investigación continua para desarrollar variedades de cítricos resistentes a la enfermedad. Asimismo, las variaciones climáticas extremas demandan un enfoque más resiliente y sostenible en las prácticas de cultivo. Esto podría incluir la adopción de tecnologías de riego avanzadas, mejoras en la gestión del suelo y estrategias de cultivo adaptadas a las condiciones cambiantes. 

La escena internacional de la citricultura muestra signos de una robusta recuperación en la temporada 2023-24, según informes de la Organización Mundial de Cítricos

La capacidad de Argentina para enfrentar y superar estos desafíos no solo determinará el éxito de su campaña citrícola 2023-2024, sino que también establecerá un precedente para el futuro de su industria agrícola. Con una estrategia bien ejecutada, Argentina tiene el potencial de mantener su posición como uno de los líderes mundiales en la producción de cítricos, especialmente en lo que respecta a la exportación de limones de alta calidad.

La temporada 2023/2024 de cítricos se perfila como un año de desafíos y oportunidades. La adaptación a los cambios climáticos y la innovación en técnicas de cultivo serán cruciales para el futuro del sector. Mientras algunas regiones experimentan crecimientos notables, otras enfrentan disminuciones preocupantes en sus cosechas. La dinámica del mercado global de cítricos continuará evolucionando, influenciada tanto por factores ambientales como económicos.

Web | + posts

Paramérica SA, fundada en 1994 en el Noroeste Argentino, es una empresa familiar arraigada en la agroindustria, parte del Grupo Ruiz. En menos de una década, se consolidó como líder mundial en la exportación de poroto negro. En 2016, diversificó su negocio hacia la citricultura, exportando granos y limón a nivel global.

Buscá en Reporte Asia