Innovación y adaptación: la respuesta de Paramérica a los desafíos del sector citrícola en Argentina

Argentina

El mercado de cítricos en Argentina está experimentando cambios significativos en el consumo y las exportaciones de limones, naranjas y mandarinas. Estos cambios se deben a una serie de factores, que van desde la producción hasta la competencia internacional y la situación económica del país. 

El consumo doméstico de limones frescos en Argentina se redujo notablemente en 2023. La disminución del consumo de limones es un reflejo de la situación que enfrenta la industria de los cítricos en Argentina. Para la campaña 2022/23, también se esperaba que el consumo interno de naranjas frescas caiga de 568,000 a 541,000 toneladas debido a la disminución de la producción. De manera similar ocurrió con el consumo interno de mandarinas frescas.

Estos números muestran una tendencia a la baja en el consumo de cítricos en el país, ya que la menor producción y los desafíos económicos afectan a la industria. En la campaña 2021/22, el consumo interno de naranjas ya se había reducido a 568,000 toneladas debido a una menor producción, y el consumo de mandarinas se revisó al alza a 277,000 toneladas, superando las estimaciones oficiales del USDA. Además, los precios pagados por la industria fueron inferiores a los precios del mercado nacional para las mandarinas frescas.

Importación y exportación

La Unión Europea (UE) sigue siendo el principal destino de las exportaciones de limones frescos argentinos, representando el 45% del total. Estados Unidos, Rusia y otros países también son destinos importantes para estos productos.

A pesar de que el negocio de exportación de limones sigue siendo rentable, se están vislumbrando desafíos importantes en el sector de los cítricos en Argentina que podrían persistir durante los próximos cinco años. Estos desafíos incluyen el aumento de los costos de producción, la escasez de frigoríficos, las altas tasas de inflación y una economía debilitada.

Los productores y exportadores de cítricos argentinos continúan enfrentando desafíos económicos y financieros que erosionan su rentabilidad y capacidad para competir con otros países productores de frutas en el Hemisferio Sur, como Sudáfrica y China. Estos competidores internacionales están ejerciendo presión sobre la industria de los cítricos argentinos, y la guerra entre Rusia y Ucrania ha aumentado los costos de producción afectando negativamente al sector.

Desafíos y oportunidades en la citricultura argentina: perspectivas para 2024

A pesar de estos desafíos, Argentina ha logrado fortalecer su presencia en los mercados internacionales de cítricos y ha puesto su mirada en la expansión hacia los mercados asiáticos. En octubre de 2022, Vietnam abrió su mercado a los limones frescos argentinos, lo que representa una oportunidad para el crecimiento de las exportaciones.

Paramérica y el futuro de los cítricos en Argentina

En este contexto, Paramérica, inicialmente reconocida por su producción de porotos negros, diversificó sus operaciones hacia la producción de limones en 2016, aprovechando las condiciones climáticas ideales de Argentina para el cultivo de cítricos. Esta expansión marcó un cambio significativo en la estrategia de la empresa, abriendo nuevas oportunidades en el mercado agrícola. 

La región de Tucumán, conocida por su clima favorable para el cultivo de cítricos, se convirtió en el epicentro de las operaciones de limones de Paramérica. Con esta diversificación, la empresa no solo amplió su cartera de productos, sino que también fortaleció su posición en el mercado agrícola argentino.

Los productores y exportadores de cítricos argentinos continúan enfrentando desafíos económicos y financieros que erosionan su rentabilidad y capacidad para competir con otros países

A lo largo de los años, Paramérica ha invertido en investigación y tecnología, desarrollando técnicas de cultivo innovadoras adaptadas al clima de Tucumán y promoviendo prácticas sostenibles y responsables. Esta inversión ha resultado en un aumento significativo en la calidad y cantidad de la producción de limones, consolidando a Paramérica como un referente en la industria citrícola de la región. Este enfoque en la sostenibilidad y la innovación ha permitido a Paramérica no solo cumplir con los estándares nacionales, sino también posicionarse competitivamente en el mercado internacional.

La disminución en el consumo de cítricos en Argentina para la campaña 2022/23 refleja los desafíos que enfrenta la industria de los cítricos en el país. A pesar de la competencia internacional y las dificultades económicas, los productores argentinos siguen trabajando para mantener su presencia en los mercados internacionales y buscar nuevas oportunidades de exportación.

Argentina sigue siendo un país productor y exportador neto de cítricos. Gracias a su compromiso con la calidad y la sostenibilidad que ha reforzado la reputación de Paramérica en el mercado global, fue abriendo nuevas oportunidades para la expansión y el crecimiento en un sector cada vez más competitivo.

+ posts

Periodista y apasionada del mundo asiático.

Buscá en Reporte Asia