Desafíos y oportunidades en la citricultura argentina: perspectivas para 2024

citricultura

La Argentina, ubicada en el séptimo lugar a nivel mundial como productor de cítricos, se enfrenta a un año lleno de desafíos en la citricultura. La reciente Jornada de Actualización Citrícola organizada por la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) en la Universidad Nacional de Tucumán arrojó luz sobre la situación actual de esta importante actividad agrícola.

El país se divide en dos regiones clave para la producción de cítricos: el noroeste (NOA), que incluye provincias como Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy, y el noreste (NEA), que abarca Misiones, Formosa, Corrientes, Entre Ríos y el norte de Buenos Aires. Mientras que el NOA se enfoca principalmente en la producción de limones, el NEA se especializa en mandarinas y naranjas.

El NOA lidera la producción de cítricos en Argentina, contribuyendo con aproximadamente el 65% de la producción total, mientras que el NEA aporta el 35% restante. Sin embargo, a pesar de esta diferencia en la producción, ambas regiones cultivan superficies similares de cítricos.

La preferencia por los limones en el NOA y la producción de mandarinas y naranjas en el NEA son las principales razones detrás de esta disparidad. Los limones tienen un mayor rendimiento por hectárea en comparación con las mandarinas, lo que impacta en la producción total de cada región. A pesar de esta diferencia, ambas regiones cultivan una variedad de cítricos, incluyendo pomelos, limones, naranjas y mandarinas.

Dentro del NEA, las provincias de Corrientes y Entre Ríos se destacan por su producción de naranjas y mandarinas de excelente calidad, gracias a las condiciones de suelo y clima favorables en la región. 

El informe también reveló que, a pesar de las condiciones ecológicas favorables en la provincia de Entre Ríos, la citricultura en la región enfrenta la amenaza del Huanglongbing (HLB), una enfermedad que afecta a los cítricos y que podría poner en peligro la producción y citricultura argentina en el futuro.

La posición destacada de Tucumán

Sin embargo, Tucumán, conocida como el paraíso citrícola de Argentina, es líder indiscutible en el cultivo de limón en el país. La combinación de su fértil tierra, un clima ideal y abundantes recursos hídricos ha convertido a esta provincia en el corazón de la industria citrícola argentina.

Con más del 80% de la producción nacional de limones y una superficie dedicada a este cultivo que supera las 40,000 hectáreas, Tucumán no solo se destaca a nivel nacional, sino que también juega un papel crucial en el mercado internacional de cítricos. La provincia es un motor vital para la producción de limones en Argentina, contribuyendo significativamente a la posición del país como uno de los principales productores y exportadores de limones en el mundo.

La agroindustria sostenible del futuro: Paramérica impulsa avances en infraestructura

La calidad de los limones producidos en Tucumán es reconocida mundialmente, apreciados por su jugosidad, sabor y aroma distintivos. Esta calidad superior ha posicionado a Tucumán como un proveedor clave en los mercados globales, con una producción anual que supera el millón de toneladas. 

Los limonares de Tucumán, que abarcan vastas extensiones de tierra, son el resultado del trabajo conjunto de pequeñas explotaciones familiares y grandes empresas agrícolas. Esta diversidad en el tamaño y tipo de explotaciones agrícolas refleja la versatilidad y adaptabilidad del sector citrícola en Tucumán, lo que contribuye a su éxito y sostenibilidad en el tiempo. La provincia es un ejemplo destacado de cómo la combinación de recursos naturales, innovación y dedicación puede llevar a una región a alcanzar un estatus de renombre en la agricultura global.

Previsiones para la industria en 2024

En cuanto a las previsiones para la campaña 2023/2024, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación proyecta una producción total de 5,754 millones de toneladas de cítricos en Argentina. Esto representa un aumento del 0.4% con respecto a la campaña anterior. Sin embargo, esta cifra está un 14.4% por debajo del promedio de los últimos cinco años, lo que indica un desafío para la industria.

La sequía y las condiciones climáticas extremas registradas en el último año han tenido un impacto significativo en la producción, con la falta de agua y las altas temperaturas durante la floración y cuajado del fruto, así como olas de calor posteriores que requirieron restricciones en el riego en algunas regiones.

El NOA lidera la producción de cítricos en Argentina, contribuyendo con aproximadamente el 65% de la producción total, mientras que el NEA aporta el 35% restante

Las naranjas seguirán siendo el cítrico más producido en Argentina, representando el 45.9% del total, aunque se espera una disminución del 8.2% con respecto a la campaña anterior. Por otro lado, se espera que la producción de limones alcance un récord productivo, con un aumento del 28% en comparación con la cosecha pasada.

La citricultura argentina se enfrentará a diversos desafíos en 2024, con condiciones climáticas adversas y la amenaza del HLB. A pesar de ello, seguirá siendo una industria crucial para el país y un actor importante en la producción mundial de cítricos.

Web | + posts

Paramérica SA, fundada en 1994 en el Noroeste Argentino, es una empresa familiar arraigada en la agroindustria, parte del Grupo Ruiz. En menos de una década, se consolidó como líder mundial en la exportación de poroto negro. En 2016, diversificó su negocio hacia la citricultura, exportando granos y limón a nivel global.

Buscá en Reporte Asia