Argentina, un actor emergente en el comercio mundial de legumbres

de legumbres

Argentina se ha convertido en un actor destacado en la exportación de porotos, gracias a la colaboración entre instituciones de investigación, empresas privadas y la inversión en tecnología y genética. El país está en camino de satisfacer la creciente demanda global de legumbres, posicionándose como uno de los principales exportadores de porotos en el mundo.

Argentina tiene condiciones agroecológicas favorables para el cultivo de legumbres, y se producen en varias provincias, siendo el NOA una región destacada por la producción de porotos secos. En los últimos años, se ha superado el millón de toneladas de producción de legumbres a nivel nacional, alcanzando récords históricos.

El INTA y otras empresas se han dedicado al mejoramiento genético de las legumbres, buscando variedades que se adapten a diferentes regiones del país y cumplan con los estándares de calidad y nutrición exigidos en el mercado internacional. Actualmente, la genética desarrollada en el INTA ocupa alrededor del 50% de la superficie total de producción de porotos en Argentina, lo que equivale a unas 500,000 hectáreas.

En Europa, especialmente en España, se reconocen ampliamente las variedades blancas, tipo Alubia, por su calidad comercial y culinaria. En Brasil y Centroamérica, los porotos negros son muy demandados debido a sus características de sabor y textura.

Las legumbres y su potencial exportador

A nivel mundial, las importaciones de legumbres han disminuido ligeramente en los últimos años, pero aún representan una parte significativa del mercado global. Argentina exporta la mayoría de sus porotos a Brasil, Centroamérica, Europa y parte de Asia. Las arvejas son la especie más relevante en las exportaciones argentinas, seguidas de cerca por las lentejas.

La colaboración en investigación y el desarrollo de nuevas variedades que satisfagan las necesidades de los mercados internacionales ha sido fundamental en este éxito, gracias a la vinculación público-privada. Esto no solo impulsa la exportación, sino que también contribuye a resolver problemas locales, garantiza la calidad de los productos y promueve la incorporación de nuevas tecnologías en la generación de empleo en las cadenas productivas.

El cambio en los hábitos de consumo alimentario ha impulsado la demanda de legumbres en el mercado global, ya que ofrecen hidratos de carbono, proteínas y minerales esenciales. Las legumbres, incluyendo los porotos, se han convertido en una opción promisoria para los consumidores preocupados por la alimentación saludable.

Las legumbres han ganado importancia en Argentina debido a sus beneficios nutricionales y su capacidad de adaptación a diferentes condiciones. Aunque representan una parte pequeña de la producción agrícola total, su crecimiento constante y el interés en la exportación las convierten en un cultivo prometedor para el país.

A nivel mundial, las importaciones de legumbres han disminuido ligeramente en los últimos años, pero aún representan una parte significativa del mercado global

Según un informe del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), en el primer cuatrimestre de este año, Argentina exportó 174,000 toneladas de porotos por un valor de $123 millones, lo que representa un crecimiento del 26% en comparación con el año anterior. El 95% de los porotos producidos en Argentina se exporta a destinos que incluyen Brasil, Centroamérica, Europa y parte de Asia.

En el contexto general, las legumbres se han convertido en un cultivo de gran importancia en Argentina debido a su alto valor nutricional y características agronómicas distintivas. A pesar de representar una pequeña parte de la producción agrícola total, las legumbres muestran un crecimiento constante en términos de superficie sembrada y producción en los últimos años.

La tecnología y la investigación genética no solo ofrecen oportunidades de exportación, sino que también benefician a los agricultores argentinos al proporcionar seguridad alimentaria y autonomía en la producción. 

Web | + posts

Paramérica SA, fundada en 1994 en el Noroeste Argentino, es una empresa familiar arraigada en la agroindustria, parte del Grupo Ruiz. En menos de una década, se consolidó como líder mundial en la exportación de poroto negro. En 2016, diversificó su negocio hacia la citricultura, exportando granos y limón a nivel global.

Buscá en Reporte Asia