Tensión laboral y retrasos en la construcción de represas en Santa Cruz, financiadas con capitales chinos

Santa Cruz

En Santa Cruz, Argentina, la construcción de las represas hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic enfrenta graves desafíos, incluyendo paralizaciones y conflictos laborales. La Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) ha iniciado medidas de fuerza por tiempo indeterminado, bloqueando los accesos a las obras y declarándose en estado de «alerta máxima» ante el riesgo de pérdida de empleos.

El conflicto surge ante el estancamiento de las obras financiadas por China, que desde el 18 de diciembre han visto a sus operarios sin actividad. La UOCRA ha expresado su determinación de luchar por la continuidad laboral, anunciando movilizaciones en la Ruta Nacional N°3, específicamente en la localidad de Comandante Luis Piedra Buena.

La situación financiera de las represas es crítica. La constructora a cargo, Gezhouba, junto con las firmas argentinas Eling Energía (ex Electroingeniería) e Hidrocuyo, enfrenta la finalización de su fondo el 29 de febrero, poniendo en riesgo el pago del 80% de los trabajadores. Se espera que una adenda permita reanudar el financiamiento por parte de los bancos y el gobierno chinos.

Perú recorta 123 millones en un proyecto manejado por la empresa china Gezhouba Group

La obra, que incluye dos turbinas tipo Francis con una capacidad de 120 megavatios (MW) cada una, está ubicada a unos 150 kilómetros de El Calafate, aprovechando el deshielo del Glaciar Perito Moreno. Sin embargo, la construcción ha sido afectada no solo por problemas financieros sino también por tensiones geopolíticas, especialmente tras declaraciones del presidente Javier Milei contra negociaciones con China y rumores sobre vínculos diplomáticos con Taiwán.

Las represas, cuya finalización estaba prevista originalmente para 2021, ahora apuntan a comenzar su generación eléctrica en 2026 y 2028, respectivamente. Este retraso amenaza con dejar a Argentina con una significativa deuda y sin la capacidad de generar ingresos a través de la producción de energía, además de enfrentar desafíos ambientales en la provincia de Santa Cruz. Este escenario pone de relieve los desafíos que enfrenta Argentina en el ámbito de la infraestructura energética y laboral, mientras las partes involucradas buscan soluciones para reanudar las obras y garantizar el futuro laboral de los trabajadores afectados.

+ posts

Buscá en Reporte Asia