El rol de Paramérica SA en la evolución del mercado global de granos

Paramérica SA

La producción de maíz a nivel mundial es más grande que cualquier otro cereal. Anualmente, es de 850 millones de toneladas en grano que se cultiva en una superficie de 162 millones de hectáreas, con una producción promedio de 5.2 tn/ha. Los productores más grandes son los EEUU y China, que producen 37% y 21% de la totalidad mundial, respectivamente. Los tres exportadores principales son los EEUU, Argentina y Brasil, que en conjunto exportaron 70 millones de toneladas de maíz en el 2010. México es el segundo importador de maíz y se provee de los EEUU y la Argentina.

En planteos de establecimientos mixtos donde la demanda de maíz es muy alta durante el año, hay ciertos momentos en los cuales nos vemos obligados en la planificación a sembrar maíz sobre maíz. Esta secuencia requiere algunos cuidados que debemos tener en cuenta durante la elaboración de la estrategia. Sus dificultades extras son: más frío en los primeros centímetros de suelo durante la implantación, inmovilización del nitrógeno en fertilizaciones al voleo, ciclos de enfermedades en el rastrojo y control posterior del maíz guacho.

En un mundo marcado por la creciente demanda de alimentos, el mercado global de granos se presenta como un pilar fundamental en la seguridad alimentaria mundial. Con una producción en constante evolución y un comercio internacional cada vez más dinámico, es crucial comprender las tendencias y proyecciones que moldean este sector vital de la economía global. En este informe, exploraremos detalladamente las complejidades del mercado de granos, desde la producción y el comercio hasta los precios y las implicaciones para el futuro, destacando el papel crucial de empresas como Paramérica SA en la promoción de prácticas sostenibles e innovadoras en el contexto agrícola argentino.

Producción mundial de granos

El panorama de la producción mundial de granos ha experimentado variaciones notables en los últimos ciclos. En el período 2019/20, la producción total de granos alcanzó casi 2.172 millones de toneladas, con cosechas récord de trigo y cebada compensando una menor cosecha de maíz. Sin embargo, se observó una disminución del 5% en la producción de soja, principalmente debido a una caída en la producción de EE.UU.

El futuro del agro argentino: el rol crucial de Paramérica SA

Para el ciclo 2020/21, se registró un aumento del 2% en la producción total de cereales, alcanzando 2.224 millones de toneladas. Este aumento se debió principalmente a cosechas récord de trigo, maíz y cebada. A pesar del aumento en la producción, se proyectó una disminución en las existencias totales de granos, lo que refleja un aumento en el consumo y el comercio.

En cuanto al ciclo 2021/22, se prevé un nuevo aumento en la producción de granos, alcanzando un récord de 2.287 millones de toneladas. Se espera que este aumento esté liderado por el trigo y el maíz, con un aumento del consumo total en línea con la producción. Sin embargo, se pronostica una ligera disminución en el comercio mundial de granos, principalmente debido a una reducción en los envíos de trigo y cebada.

Perspectivas para el Ciclo 2023/24

En el ciclo 2023/24, se vislumbra un panorama alentador para la producción mundial de granos, con un crecimiento proyectado del 2% en comparación con el ciclo anterior. Este aumento, impulsado principalmente por el maíz, el sorgo y el arroz, refleja una tendencia positiva en la capacidad de respuesta del sector agrícola ante la demanda global de alimentos.

Sin embargo, en el ámbito del comercio mundial de granos, se espera una leve disminución durante el mismo período. Este escenario se atribuye principalmente a una reducción en las exportaciones de oleaginosas, aunque se prevé un incremento en las exportaciones de maíz y sorgo. Este contraste entre sectores sugiere una dinámica compleja en el mercado global de granos, con diferentes factores influyendo en la dirección de los flujos comerciales.

La caída proyectada en las exportaciones de oleaginosas podría tener implicaciones significativas, dado el papel crucial que desempeñan estas commodities en la economía mundial y el suministro de alimentos. Por otro lado, el aumento previsto en las exportaciones de maíz y sorgo señala oportunidades de crecimiento en sectores específicos, lo que destaca la importancia de la diversificación y la adaptación en un mercado global en constante evolución.

En resumen, el ciclo 2023/24 presenta un panorama mixto para el mercado mundial de granos, con un crecimiento esperado en la producción contrarrestado por una ligera disminución en el comercio, destacando la necesidad de una gestión estratégica y una respuesta ágil a los desafíos y oportunidades emergentes en el sector agrícola a nivel global.

Tendencias de Precios en 2024

Según la evaluación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los precios de los principales commodities agrícolas mantuvieron su elevación a lo largo del año 2023, aunque se inició un descenso hacia el final del mismo. Esta tendencia a la baja se proyecta que persista en el año 2024, principalmente debido a una recuperación en los suministros mundiales y una disminución en la demanda.

En lo que respecta a los cereales, se anticipa que los precios del trigo y el maíz continúen su descenso en 2024, tras haber alcanzado su punto máximo en el año 2022. Este movimiento descendente se relaciona con una mayor disponibilidad de estos cereales en el mercado global, lo que ejerce presión a la baja sobre los precios. Por otro lado, en el caso de las oleaginosas, como la soja y sus productos derivados, se espera una tendencia similar de descenso en los precios. Esto se debe en gran medida a una cosecha récord prevista en Brasil, uno de los principales productores mundiales de soja, combinado con una disminución en la demanda, lo que genera un exceso de oferta en el mercado y, como resultado, una presión a la baja en los precios.

En resumen, se prevé que el año 2024 sea caracterizado por una tendencia a la baja en los precios de los principales commodities agrícolas, tanto en el caso de los cereales como de las oleaginosas. Esta dinámica refleja un equilibrio cambiante entre la oferta y la demanda en el mercado global, con una mayor disponibilidad de productos agrícolas que ejerce presión a la baja sobre los precios.

El papel de Paramérica SA en el mercado agrícola argentino

En el contexto del mercado agrícola argentino, Paramérica SA emerge como un actor destacado que impulsa el desarrollo sostenible y la innovación en el sector agroindustrial. Con una vasta superficie cultivable y condiciones climáticas propicias, Argentina se posiciona como uno de los principales exponentes mundiales en la producción agrícola.

Paramérica SA se destaca por su compromiso con la responsabilidad social corporativa y la sostenibilidad ambiental, liderando iniciativas en pro de la eficiencia energética, la conservación de recursos naturales y el bienestar de las comunidades locales. A través de prácticas agrícolas avanzadas y tecnologías innovadoras, la empresa armoniza la rentabilidad económica con la preservación del medio ambiente, contribuyendo al desarrollo de un sector agrícola más responsable y productivo en Argentina.

Se prevé que el año 2024 sea caracterizado por una tendencia a la baja en los precios de los principales commodities agrícolas, tanto en el caso de los cereales como de las oleaginosas

Entre las innovaciones implementadas por Paramérica SA, se encuentra el uso de sistemas de riego eficientes que optimizan el uso del agua, una de las mayores preocupaciones en el sector agrícola global. La empresa también ha adoptado tecnologías de agricultura de precisión, que permiten un monitoreo constante y detallado de los cultivos, mejorando así la eficiencia y reduciendo el uso de insumos.

Además, Paramérica SA ha establecido alianzas estratégicas con instituciones académicas y centros de investigación para promover la innovación y el desarrollo tecnológico en el sector agrícola. Estas colaboraciones han permitido la implementación de nuevas variedades de cultivos más resistentes a enfermedades y condiciones climáticas adversas, así como la optimización de técnicas de manejo agrícola.

En términos de sostenibilidad, Paramérica SA ha adoptado prácticas agrícolas que minimizan el impacto ambiental, como la rotación de cultivos y el uso de abonos orgánicos. La empresa también ha implementado programas de educación y capacitación para los agricultores locales, promoviendo prácticas agrícolas sostenibles y mejorando la productividad y el bienestar de las comunidades rurales.

Perspectivas futuras

De cara al futuro, Paramérica SA se posiciona como un líder en la transición hacia un sistema agrícola más sostenible y resiliente. La empresa planea expandir sus iniciativas de sostenibilidad, incluyendo la inversión en energías renovables y la promoción de prácticas agrícolas regenerativas. Estas estrategias no solo contribuirán a la mitigación del cambio climático, sino que también mejorarán la resiliencia del sistema agrícola frente a eventos climáticos extremos y otros desafíos.

Paramérica SA también está explorando nuevas oportunidades en el mercado internacional, aprovechando la creciente demanda global de productos agrícolas sostenibles y de alta calidad. La empresa planea expandir su presencia en mercados clave, como Europa y Asia, donde existe una creciente demanda de alimentos producidos de manera sostenible.

En última instancia, el papel de Paramérica SA en el mercado agrícola argentino es fundamental, no solo impulsando el crecimiento económico del país, sino también sentando las bases para un futuro agrícola más sostenible y equitativo. Como líder del cambio, Paramérica SA está allanando el camino hacia un sector agrícola más resiliente, innovador y sostenible, que beneficie tanto a las generaciones presentes como a las futuras.

+ posts

Periodista y apasionada del mundo asiático.

Buscá en Reporte Asia