Paramérica SA entre la tradición cerealera y la revolución de las legumbres

cerealera

La agricultura argentina se encuentra en una encrucijada de oportunidades y desafíos, con la industria cerealera y las legumbres en el centro del escenario. Este sector vital no solo alimenta a la nación sino que también la posiciona en el mercado global como un proveedor clave de alimentos. A medida que Argentina navega por las complejidades de la agricultura moderna, empresas como Paramérica SA emergen como actores cruciales, impulsando innovaciones y prácticas sostenibles que prometen remodelar el futuro de la agricultura argentina.

La comparación entre cereales y legumbres revela una dinámica de complementariedad y competencia. Mientras que los cereales, especialmente el trigo, el maíz y la cebada, han sido tradicionalmente la espina dorsal de la economía agrícola argentina, las legumbres están emergiendo como un sector vital, impulsado por la creciente demanda de alimentos nutritivos y sostenibles. La soja, en particular, destaca por su versatilidad y valor económico, jugando un papel dual como cereal y leguminosa.

Ambos sectores enfrentan desafíos únicos, desde la volatilidad de los mercados internacionales hasta los efectos del cambio climático. Sin embargo, también hay oportunidades significativas para la innovación, la sostenibilidad y la expansión en nuevos mercados, especialmente para las legumbres, cuyo potencial nutricional y ambiental está siendo cada vez más reconocido a nivel global.

En el corazón del Noroeste Argentino, Paramérica SA se ha erigido como una columna vertebral para el desarrollo agrícola, jugando un papel crucial no solo en la expansión económica de la región sino también en la promoción de un enfoque más verde y sostenible hacia la agricultura. Su enfoque en la incorporación de tecnologías de vanguardia y prácticas agronómicas respetuosas con el medio ambiente ha marcado una diferencia significativa, no solo elevando los niveles de producción sino también asegurando la protección de los recursos naturales para las futuras generaciones. Esta estrategia ha permitido a Paramérica SA liderar con el ejemplo, mostrando cómo la innovación y la sostenibilidad pueden andar de la mano en la agricultura moderna.

Paramérica SA y el agro argentino como motor económico en 2024

La visión de Paramérica SA va más allá de la simple búsqueda de ganancias a corto plazo, centrándose en el impacto a largo plazo de sus operaciones en el ecosistema y en la comunidad. Al adoptar métodos de cultivo que minimizan el uso de químicos dañinos y al invertir en tecnología que mejora la eficiencia del agua y el suelo, la compañía no solo ha logrado un incremento notable en la productividad sino que también ha contribuido a la conservación de la biodiversidad y a la salud ambiental de la región. Este compromiso con la sostenibilidad refleja una comprensión profunda de la responsabilidad que tiene la agricultura moderna en la preservación del planeta y el bienestar de las comunidades locales, consolidando a Paramérica SA como un líder innovador en el sector agrícola argentino.

La preeminencia de los cereales en la agricultura argentina

La agricultura argentina ha sido tradicionalmente dominada por los cereales, particularmente el trigo, maíz, soja (clasificada tanto como cereal como leguminosa debido a su versatilidad), sorgo y cebada. Este dominio no es solo en términos de volumen de producción sino también en valor económico, con estos productos agrícolas representando una porción significativa de las exportaciones del país.

El trigo: el estándar oro de los cereales argentinos

El trigo ocupa un lugar de honor en la producción cerealera argentina, con una exportación que superó los 14,5 millones de toneladas métricas durante la temporada de cultivo 2021/2022. Este volumen coloca a Argentina en una posición privilegiada a nivel mundial, siendo el séptimo mayor exportador de este cereal y el líder indiscutido en América Latina. Se anticipa un crecimiento continuo en la superficie de cultivo, proyectándose alcanzar los 7,21 millones de hectáreas para 2031, lo que subraya la importancia estratégica del trigo para el país.

Maíz y cebada: diversificación y fortaleza

Además del trigo, el maíz y la cebada contribuyen significativamente al perfil agrícola de Argentina. Como el segundo mayor exportador de maíz a nivel mundial en 2021, y un destacado productor y exportador de cebada, Argentina demuestra su capacidad para diversificar su producción cerealera. Estos cereales no solo satisfacen la demanda interna sino que también fortalecen la posición del país en los mercados internacionales.

Legumbres: un sector en crecimiento con potencial nutricional

Aunque menos dominantes en términos de volumen y valor económico en comparación con los cereales, las legumbres como la soja, el poroto, el garbanzo y la lenteja, juegan un papel crucial en la dieta argentina y en la agricultura sostenible. Las legumbres son reconocidas por su alto valor nutricional, incluyendo proteínas, fibras, vitaminas y minerales, contribuyendo significativamente a la seguridad alimentaria y nutricional.

Soja: un caso de estudio único

La soja merece una mención especial no solo por ser una leguminosa con amplias aplicaciones en alimentos y biocombustibles sino también por su papel preponderante en la economía agraria argentina. Aunque su superficie de cultivo experimentó una ligera disminución durante 2020 y 2021, la soja sigue siendo una de las exportaciones más valiosas del país, con Argentina posicionándose como el quinto mayor exportador mundial de esta leguminosa. La producción de aceite de soja en 2021, alcanzando las 8.392 toneladas, destaca la importancia de la soja más allá de su uso como alimento.

El futuro del sector agrícola en Argentina parece prometedor, con un pronóstico de recuperación y crecimiento post-sequía que augura un impulso económico significativo. La proyección de una producción récord y un aumento en las exportaciones refleja no solo la resiliencia del sector sino también su capacidad para adaptarse y prosperar frente a los desafíos climáticos y económicos. En este contexto, Paramérica SA juega un papel crucial, no solo como productor y exportador sino también como innovador y defensor de la sostenibilidad.

Este volumen coloca a Argentina en una posición privilegiada a nivel mundial, siendo el séptimo mayor exportador de este cereal y el líder indiscutido en América Latina

A medida que Argentina continúa fortaleciendo su sector agrícola, la colaboración entre el gobierno, las empresas privadas como Paramérica SA y las comunidades locales será esencial para superar los desafíos y aprovechar las oportunidades. La adopción de prácticas agrícolas responsables y sostenibles, combinada con la inversión en investigación y desarrollo, sentará las bases para un futuro próspero y sostenible para la agricultura argentina. En este camino hacia el futuro, Paramérica SA se destaca como un líder visionario, demostrando que es posible equilibrar la productividad con la sostenibilidad ambiental y el desarrollo económico.

La agricultura argentina se encuentra en un momento de transformación, con cereales y legumbres desempeñando roles críticos en la alimentación de la nación y en la economía global. La experiencia y el compromiso de Paramérica SA con la innovación y la sostenibilidad son indispensables para liderar este cambio, asegurando que Argentina no solo mantenga su estatus como potencia agrícola sino que también avance hacia prácticas más sostenibles y responsables. Este es el desafío del presente y la promesa del futuro para la agricultura en Argentina, con Paramérica SA al frente de este esfuerzo monumental.

+ posts

Periodista y apasionada del mundo asiático.

Buscá en Reporte Asia