El G7 condena el actuar de China en Taiwán tras la visita de Nancy Pelosi

Nancy Pelosi Taiwán
Nancy Pelosi con la Presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen

El G7 emitió un comunicado condenando las acciones militares que China esta llevando a cabo en los alrededores de Taiwán, luego de la visita de Nancy Pelosi a la isla asiática.

«Los Ministros de Asuntos Exteriores del G7 de Alemania, Canadá, Estados Unidos de América, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y la Alta Representante de la Unión Europea, reafirmamos nuestro compromiso común de mantener el orden internacional basado en normas, la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán y más allá» se lee en el comunicado.

Los ministros mostraron preocupación por las recientes y anunciadas acciones amenazantes de China, en particular por los ejercicios con fuego real y la coerción económica, que «suponen un riesgo de escalada innecesaria».

«No hay justificación para utilizar una visita como pretexto para una actividad militar agresiva en el estrecho de Taiwán. Es normal y rutinario que los legisladores de nuestros países realicen viajes internacionales. La respuesta escalatoria de China corre el riesgo de aumentar las tensiones y desestabilizar la región» sostiene el comunicado.

China inicia ejercicios militares en torno a la isla de Taiwán

Asimismo, el conjunto de ministros le pide a China que «no cambie unilateralmente el statu quo por la fuerza en la región, y que resuelva las diferencias a través del Estrecho por medios pacíficos. No hay cambios en las respectivas políticas de «una sola China», en su caso, ni en las posiciones básicas sobre Taiwán de los miembros del G7″.

«Reiteramos nuestro compromiso compartido y firme con el mantenimiento de la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán y animamos a todas las partes a mantener la calma, ejercer la moderación, actuar con transparencia y mantener abiertas las líneas de comunicación para evitar malentendidos» finaliza el comunicado.

La respuesta de China

La Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, respondió a las declaraciones del G7 con fuertes criticas, mediante una conferencia de prensa.

«Leer esta declaración es como transportarse en el tiempo. Los ministros de Asuntos Exteriores de estos países creen claramente que todavía viven en los días de las Fuerzas Aliadas de las Ocho Potencias de hace más de 120 años».

«Ya no vivimos en un mundo en el que las potencias imperialistas podían atropellar al pueblo chino en suelo chino. La China de hoy no es la vieja China humillada y amedrentada hace más de 100 años. Es hora de que esta gente despierte de su sueño imperial» criticó la Ministra.

Wang Yi rechaza la declaración del G7 sobre Taiwán

«En primer lugar, China tiene derecho a defender su soberanía e integridad territorial. Las tensiones en el Estrecho de Taiwán están causadas fundamentalmente por la connivencia de EE.UU. para que el tercer funcionario de más alto rango del gobierno de EE.UU. lleve un avión militar a visitar la región china de Taiwán, haciendo caso omiso de la fuerte oposición y las serias protestas de China».

La Ministra volvió a criticar el accionar de Estados Unidos y responsabilizándolos por las consecuencias venideras, diciendo que «si EE.UU. continúa por el camino equivocado, todas las consecuencias que se deriven de ello serán asumidas por EE.UU. Y no digan que no se lo hemos dicho de antemano. Estados Unidos hizo primero una provocación maliciosa, y China se ha visto obligada a actuar en defensa propia.»

«En caso de una provocación tan flagrante que viole la soberanía y la integridad territorial de China, es legítimo y necesario que tomemos contramedidas en respuesta, y estas medidas serán seguramente fuertes y decididas».

Hua Chunying volvió a cargar contra los miembros del G7 diciendo que «si los países del G7 se preocupan realmente por la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán, deberían haber instado a Estados Unidos desde el principio a no hacer una provocación tan peligrosa, imprudente e irresponsable contra China».

«Antes de la visita de Pelosi, esos países no dijeron ni una palabra. Sin embargo, ahora, de repente, se hicieron oír y lanzaron acusaciones irresponsables contra la justificada respuesta de China. Esto lo dice todo sobre su hipocresía y fealdad».

«En caso de una provocación tan flagrante que viole la soberanía y la integridad territorial de China, es legítimo y necesario que tomemos contramedidas en respuesta, y estas medidas serán seguramente fuertes y decididas».

Chunying también destacó que «tanto hoy como históricamente, los miembros del G7 liderado por Estados Unidos personifican la agresión y la coerción. Si alguien debe ser acusado de agresión y coerción, los países del G7 lo merecen más que nadie».

Finalmente, la Portavoz terminó declarando que «el G7 no debe olvidar que no está en condiciones de representar a la comunidad mundial. Sus opiniones sólo representan una pequeña fracción del mundo de las naciones».

Acerca del autor

Es estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina. Es miembro del Semillero de Investigación de dicha Facultad y del Grupo de Estudios sobre India y el Sudeste Asiático de la Universidad Nacional de Rosario. Cursó además la Diplomatura en Derecho y Estado Digital 4.0. Es pasante de SHEN, consultora de negocios con Asia y redactor en ReporteAsia.