El presidente de Corea del Sur indulta al vicepresidente de Samsung

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, perdonó el viernes 12 de agosto al vicepresidente de Samsung Electronics, Jay Y. Lee, y el Ministerio de Justicia dijo que se necesitaba al líder empresarial para ayudar a superar una «crisis económica nacional».

El indulto es en gran medida simbólico, ya que Lee se encuentra en libertad condicional tras cumplir 18 meses de cárcel por soborno en un escándalo que provocó protestas masivas y derribó a la entonces presidenta Park Geun-hye en 2017.

Sin embargo, los analistas dijeron que el indulto debería significar que Lee podrá llevar a cabo actividades comerciales con menos restricciones legales, y podría anunciar algunas grandes inversiones de Samsung, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes y chips de memoria del mundo.

«Con la necesidad urgente de superar la crisis económica nacional, hemos seleccionado cuidadosamente a los líderes económicos que lideran el motor de crecimiento nacional a través de la inversión tecnológica activa y la creación de empleo para ser indultados», dijo el ministro de Justicia Han Dong Hoon en una reunión informativa.

Corea del Sur, dependiente de la tecnología y las exportaciones, es la cuarta economía de Asia y se enfrenta a una inflación creciente, una demanda debilitada, un mal sentimiento y una ralentización del gasto.

Lee, heredero de la familia fundadora de Samsung, se congratuló de la decisión y prometió trabajar duro por la economía nacional «con inversiones continuas y creación de empleo».

También fue indultado por el proempresario Yoon Suk-yeo el presidente del Grupo Lotte, Shin Dong-bin, que fue condenado a dos años y medio de prisión por cargos de soborno, también relacionados con Park.

En un comunicado, Lotte dijo que Shin también ayudaría a «superar la compleja crisis global».

Delitos políticos

La propia Park fue indultada a finales del año pasado por su sucesor, el presidente liberal Moon Jae-in, que se esforzó por cumplir sus promesas de campaña de separar los negocios y la política.

Una encuesta realizada el mes pasado conjuntamente por cuatro encuestadores mostró que el 77% de los encuestados estaba a favor de indultar a la líder de Samsung, a pesar de las protestas anteriores.

Corea del Sur proporcionó vacunas para el COVID-19 a México, Grenada, Guatemala y Guyana

«(Este apoyo) parece deberse a la situación económica actual, pero la gente también parece haber pensado en parte que Lee estaba en una posición en la que no podía librarse de la presión de la anterior administración», dijo Eom Kyeong-young, un comentarista político con sede en Seúl.

Mientras que los grupos empresariales, como la Cámara de Comercio e Industria de Corea y la Federación de Empresas de Corea, celebraron el indulto a Lee, los grupos de derechos civiles criticaron los indultos de Yoon a los empresarios.

«El gobierno de Yoon Suk-yeol (…) en última instancia sólo aspira a un país sólo para los ricos», afirmó en un comunicado People’s Solidarity for Participatory Democracy.

Se esperaba que otro expresidente encarcelado, Lee Myung-bak, fuera indultado después de que Yoon planteara la posibilidad en junio, pero finalmente no estuvo en la lista. Fue detenido en 2018 y condenado a 17 años de prisión por corrupción, malversación y soborno.

De vuelta al negocio

Los analistas esperaban desde hace tiempo que se tomaran decisiones sobre grandes proyectos e inversiones una vez que Lee se reincorporara, y fuentes de la empresa dijeron que esas decisiones solo las debería tomar Lee.

«Esto elimina la restricción de empleo a la que Lee estaba técnicamente sometido», dijo Park Ju-gun, director de la firma de investigación Leaders Index.

«Y los proyectos que perseguía Samsung, como las grandes fusiones y adquisiciones o las inversiones, podrían estar vinculados al indulto», agregó.

Incluso antes de recibir el indulto presidencial, Lee había vuelto al centro de la escena, apareciendo en mayo con el presidente Yoon y el presidente de EE.UU. Joe Biden cuando visitaron las instalaciones de producción de chips de Samsung en Pyeongtaek.

También visitó Europa en junio para reunirse con el director general de ASML Holding NV (ASML.AS), Peter Wennink, para hablar de la adopción de equipos de chips de gama alta.

El pasado mes de noviembre, Samsung se decidió por Taylor, Texas, como sede de una nueva planta de chips de 17.000 millones de dólares.

Altos ejecutivos de Samsung han insinuado a principios de este año una posible actividad de adquisición próxima. Samsung Electronics no ha llevado a cabo un acuerdo de alto perfil desde que completó la compra del fabricante de electrónica de audio Harman por 8.000 millones de dólares en 2017.

Aunque los factores macroeconómicos, como la desaceleración de la demanda, pueden pesar en las decisiones de inversión, Samsung tiene un enorme cofre de guerra.

El saldo de efectivo de Samsung Electronics aumentó ligeramente a 125 billones de wones (95.130 millones de dólares) a finales de junio, desde los 111 billones de un año antes.

Aunque los expertos afirman que Lee podría participar ahora con más libertad en la gestión, sus problemas legales persisten debido a un juicio en curso en el que se enfrenta al riesgo de volver a la cárcel si es declarado culpable de los cargos de fraude y manipulación de acciones.

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original: https://thewire.in/world/south-korean-president-pardons-samsung-vice-chairman-jay-y-lee

Acerca del autor

The Wire es un sitio web indio de noticias y opinión sin ánimo de lucro que publica en inglés, hindi, marathi y urdu. Fue fundado en 2015 por Siddharth Varadarajan, Sidharth Bhatia y M. K. Venu y está organizado como una organización sin ánimo de lucro llamada Fundación para el Periodismo Independiente.

The Wire y ReporteAsia tienen un acuerdo para traducción e intercambio de contenidos.