El líder demócrata de Myanmar dice que hay 2.000 muertos en la lucha contra la Junta y pide ayuda militar

MYANMAR
Una captura de vídeo muestra al presidente en funciones del Gobierno de Unidad Nacional de Myanmar, Duwa Lashi La, hablando durante una entrevista en el marco de la conferencia Reuters Next, desde un lugar no revelado en Myanmar el 14 de noviembre de 2022. Foto: Reuters

Al menos 2.000 combatientes prodemocráticos han muerto en Myanmar luchando contra la junta militar que tomó el poder el año pasado, dijo el jefe de un gobierno civil paralelo en una entrevista emitida el jueves, instando a los aliados a proporcionar ayuda militar.

Duwa Lashi La, presidente en funciones del Gobierno de Unidad Nacional (GUN), formado por los restos de la administración de la líder depuesta Aung San Suu Kyi y otros, hablaba en la conferencia de Reuters NEXT desde un lugar no revelado de Myanmar.

"Consideramos que (las muertes) son el precio que debemos pagar", dijo Duwa Lashi La, un antiguo profesor y abogado de más de 70 años que huyó con su familia de su casa en el estado de Kachin, en el norte de Myanmar.

Los militares les han tachado a él y a sus colegas de terroristas y han prohibido a los ciudadanos comunicarse con ellos, pero su gobierno civil paralelo goza de un amplio apoyo. En todo el país han surgido grupos armados aliados conocidos como Fuerzas de Defensa del Pueblo.

Duwa Lashi La ha sido fotografiado visitando a las tropas, entre las que se encuentran antiguos estudiantes y profesionales expulsados a la selva por la represión militar, ataviado con un chaleco antibalas y un casco.

"No tengo ni idea de cuándo dejaré mi vida", dijo. "Depende de la voluntad de Dios. Ya me he comprometido a sacrificar cualquier cosa por mi país", dijo.

La nación del sudeste asiático está sumida en la confusión desde que los militares tomaron el poder en febrero del año pasado, revirtiendo un experimento democrático de una década, y utilizaron la fuerza letal para aplastar las protestas.

En todo el país han surgido grupos armados aliados conocidos como Fuerzas de Defensa del Pueblo

Además de los 2.000 muertos en los combates, más de 2.500 civiles han muerto en otros lugares, sobre todo en la represión de las protestas, según la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos, un grupo de derechos que ha estado supervisando los disturbios.

Apoyo como el de Ucrania

Los combatientes prodemocráticos son superados por un ejército equipado por Rusia, China e India, que utiliza aviones de combate para llevar a cabo bombardeos mortales. Más de 1,3 millones de personas han sido desplazadas internamente desde el golpe, según Naciones Unidas, que ha dicho que los ataques militares pueden constituir crímenes de guerra.

La Junta Militar de Myanmar libera a 6.000 prisioneros, 4 extranjeros

La Junta no respondió a las solicitudes de comentarios de Reuters. Ha dicho que no ataca a los civiles con ataques aéreos y que sus operaciones responden a ataques de "terroristas".

Duwa Lashi La dijo que los combatientes de la oposición habían matado a unos 20.000 soldados de la junta. No fue posible confirmar las cifras de forma independiente.

"Si tuviéramos armas antiaéreas, podríamos ganar en seis meses", dijo. "Si recibiéramos el mismo apoyo que Ucrania recibe de EE.UU. y la UE, los sufrimientos del pueblo que está siendo masacrado cesarían de inmediato".

Además de los 2.000 muertos en los combates, más de 2.500 civiles han muerto en otros lugares, sobre todo en la represión de las protestas

Aunque las naciones occidentales han expresado su apoyo al NUG y han sancionado a mandos y empresas militares, se han abstenido de prestar ayuda militar a la oposición y afirman que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático regional, que tiene una convención de no injerencia en los asuntos de los demás, es la mejor situada para resolver la crisis.

El mes pasado, los jefes de gobierno del sudeste asiático lanzaron una "advertencia" a Myanmar para que realizara progresos mensurables en un plan de paz o se arriesgara a ser excluido de las reuniones del bloque.

Los militares se han negado a comprometerse con los opositores o los grupos de la sociedad civil.

Duwa Lashi La dijo que la puerta no estaba cerrada a la negociación, pero que los militares tenían que dejar de matar civiles, prometer su retirada de la política y abolir la constitución que consagra su poder.

"Entonces... probablemente tendríamos diálogo", dijo.

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://thewire.in/south-asia/myanmar-democracy-leader-says-2000-dead-fighting-junta-urges-military-aid