El Tribunal Supremo de Japón rechaza la petición de Okinawa de detener las obras del vertedero de la base de EE.UU.

Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo de Japón desestimó el jueves un recurso del gobierno de la prefectura de Okinawa para detener las obras del vertedero para el traslado de una base estadounidense clave dentro de la prefectura de la isla meridional.

La decisión del Tribunal Supremo confirmó sentencias de tribunales inferiores en las que se desestimaban las demandas de Okinawa contra el gobierno central.

Okinawa había impugnado la legalidad de la decisión del entonces ministro del Territorio de autorizar las obras del vertedero para construir una instalación de sustitución de la base aérea de Futenma del Cuerpo de Marines estadounidense.

Pero el Tribunal de Distrito de Naha en noviembre de 2020 y la rama de Naha del Tribunal Superior de Fukuoka en diciembre de 2021 desestimaron los casos, diciendo que la prefectura no tenía legitimación para demandar al Estado por este asunto.

Sin embargo, los tribunales no indicaron si era válido que el Ministerio de Territorio anulara la decisión del gobierno prefectural de retractarse de su permiso para las obras del vertedero.

Okinawa y el gobierno central llevan mucho tiempo enfrentados por el traslado de la base de Futenma desde un abarrotado distrito residencial de Ginowan a la zona costera de Henoko, en Nago, menos densamente poblada.

Estados Unidos y Australia buscarán un mayor compromiso con Japón en el ámbito militar

Los residentes de Okinawa, que alberga la mayor parte de las instalaciones militares estadounidenses en Japón, se han opuesto al traslado, quejándose de los accidentes y la delincuencia relacionados con la presencia militar estadounidense, el ruido y la degradación medioambiental.

La decisión del Tribunal Supremo confirmó sentencias de tribunales inferiores en las que se desestimaban las demandas de Okinawa contra el gobierno central

El plan de reubicación fue acordado entre Tokio y Washington en 1996 en virtud de un pacto que devolvía los terrenos ocupados por el aeródromo.

Okinawa aprobó inicialmente las obras del vertedero en la zona de Henoko en 2013. Sin embargo, en 2018, se retractó del permiso para dichas obras, alegando la debilidad del suelo descubierta en el lugar de recuperación previsto.

En 2019, el entonces ministro de Tierra, Keiichi Ishii, invalidó la retractación del plan por parte de Okinawa.

El secretario jefe del gabinete, Hirokazu Matsuno, celebró la decisión del máximo tribunal, indicando que el gobierno seguirá adelante con la reubicación planificada.

Matsuno afirmó que el gobierno seguirá trabajando para «hacer realidad el pleno retorno de la estación aérea de Futenma, de la que se dice que es la más peligrosa del mundo, sin más demora», al tiempo que buscará el consentimiento local.

La prefectura constituye alrededor del 0,6% de la superficie total de Japón, pero alberga alrededor del 70% de las instalaciones militares estadounidenses del país por superficie.

Okinawa aprobó inicialmente las obras del vertedero en la zona de Henoko en 2013

Tokio y Washington han afirmado que el traslado a Henoko es la única opción para eliminar los peligros que plantea la base de Futenma debido a su ubicación actual, al tiempo que se mantiene la seguridad de la defensa en el marco de la antigua alianza de seguridad entre Japón y Estados Unidos.

Okinawa tiene una importancia estratégica tanto para Japón como para Estados Unidos, dada la creciente presencia de China y las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

+ posts

Buscá en Reporte Asia