Japón insta a Rusia a iniciar conversaciones anuales sobre el pacto de pesca segura

Japón Rusia

Japón instó a Rusia a iniciar este año las negociaciones sobre un acuerdo bilateral de pesca segura para evitar que los buques del país asiático sean incautados por las autoridades de Moscú en aguas próximas a las islas en disputa frente a Hokkaido.

Según informó Kyodo News, el secretario jefe del Gabinete, Hirokazu Matsuno, declaró que Rusia notificó a Japón que no puede facilitar información sobre una fecha adecuada para celebrar las negociaciones intergubernamentales anuales sobre el pacto. Calificó la respuesta de Rusia de "inaceptable".

"Pediremos firmemente a Rusia que participe en las conversaciones intergubernamentales para que nuestras operaciones pesqueras puedan comenzar lo antes posible en 2023", dijo Matsuno, el máximo portavoz del Gobierno.

El acuerdo, que abarca las aguas que rodean las islas controladas por Moscú y reclamadas por Tokio, conocidas como Territorios del Norte en Japón, se concluyó en 1998 tras una serie de incidentes en los que barcos pesqueros japoneses fueron apresados y, en ocasiones, tiroteados por las autoridades rusas.

Kishida podría disolver la Cámara Baja de Japón antes de la elección de líderes

El acuerdo permite a los pescadores japoneses capturar varias especies marinas, como la caballa Atka y el pulpo, entre otras, en torno a los islotes denominados Kuriles del Sur en Rusia, a cambio del pago de "dinero de cooperación" a las autoridades rusas. Las condiciones de captura y explotación se determinan mediante negociaciones anuales.

En junio de 2022, Rusia suspendió el pacto, alegando que Japón había congelado los pagos de un proyecto de desarrollo en Sajalín. La medida se produjo en medio de fricciones entre ambas naciones después de que Japón se sumará a las sanciones lideradas por Estados Unidos contra Rusia por su invasión de Ucrania.

Pero las operaciones pesqueras se reanudaron después de que Japón abonara a Rusia los fondos para el proyecto, en vista de los beneficios para los pescadores japoneses.

Japón afirma que la Unión Soviética se apoderó ilegalmente de las islas poco después de la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial, el 15 de agosto de 1945, mientras que Moscú argumenta que el acto fue legítimo.

La disputa sobre los islotes ha disuadido a los dos países de firmar un tratado de paz de posguerra. Moscú ha anunciado que detendrá las negociaciones sobre este asunto, que se prolongan desde hace décadas, a raíz de las sanciones punitivas impuestas por Japón a Rusia por Ucrania.