Japón critica a China por intensificar los actos que violan su soberanía

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida criticó a Pekín por intensificar las acciones que infringen la soberanía de Japón en el Mar de China Oriental y advirtió a Rusia contra el uso de armas nucleares durante su guerra contra Ucrania en una cumbre anual de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y sus socios.

Según informó Kyodo News, la Cumbre de Asia Oriental, a la que también asistieron el presidente estadounidense Joe Biden, el primer ministro chino Li Keqiang y el ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergey Lavrov, tuvo lugar en medio de tensiones por la asertividad de Beijing en aguas regionales y la presión sobre Taiwán, mientras Corea del Norte continúa con un aluvión de pruebas de misiles balísticos.

Kishida fue tajante al expresar sus preocupaciones sobre China, diciendo que las actividades que violan la soberanía de Beijing «habían continuado e intensificado en el Mar de China Oriental», según el Ministerio de Relaciones Exteriores japonés.

El primer ministro japonés se refería aparentemente a repetidas incursiones en aguas alrededor de las islas Senkaku, un grupo de islotes del Mar de China Oriental controlados por Tokio pero reclamados por Pekín.

También dijo que la paz y la estabilidad en Taiwán es un tema importante que «impacta directamente» la seguridad regional, citando cómo China aumentó sus actividades militares en reacción a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi a la isla democrática autogobernada en agosto.

Durante los simulacros militares realizados alrededor de Taiwán, China disparó misiles balísticos, con cinco de ellos cayendo en la zona económica exclusiva de Japón en el Mar de China Oriental por primera vez.

En la cumbre de 18 miembros celebrada en Camboya, Biden destacó la importancia de la libertad de navegación en los mares de China oriental y meridional, al tiempo que juró el compromiso de su país con el Indo-Pacífico.

Antes de una reunión prevista en persona con el presidente chino Xi Jinping hoy en Indonesia, Biden comentó sobre las relaciones entre Estados Unidos y China, subrayando que Estados Unidos «competirá vigorosamente» con China y hablará en contra de los supuestos abusos de los derechos humanos de Beijing, según un comunicado de prensa de la Casa Blanca.

También dijo que Biden espera mantener abiertas las líneas de comunicación entre las dos economías más grandes del mundo para que la competencia no se convierta en conflicto, reafirmando la importancia de mantener la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán.

El primer ministro japonés Kishida busca la cooperación de la ASEAN para hacer frente a las amenazas de Corea del Norte

Biden está en su primer viaje al sudeste asiático desde que asumió el cargo, con los eventos cumbre relacionados con la ASEAN del año pasado, que se celebraron virtualmente en medio de la pandemia del coronavirus.

También se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en unos seis años en participar en la Cumbre de Asia Oriental en persona, en contraste con su predecesor Donald Trump, quien sólo asistió a una cumbre entre Estados Unidos y la ASEAN una vez, en Manila en 2017, y nunca asistió a reuniones plenas de la Cumbre de Asia Oriental durante su mandato hasta enero de 2021.

La ausencia de Trump había despertado preocupación por la falta de participación de Estados Unidos en el Indo-Pacífico en momentos en que la influencia de China está creciendo en la región.

Estados Unidos y China están buscando influencia en el rápido crecimiento del sudeste asiático, una región estratégicamente importante que atraviesa las principales vías marítimas, incluido el Mar de China Meridional.

La ASEAN agrupa a Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam. La Cumbre de Asia Oriental comprende la ASEAN más Australia, China, India, Japón, Nueva Zelanda, Rusia, Corea del Sur y los Estados Unidos.