Taiwán promete profundizar colaboración global en "defensa de la libertad y la democracia"

Tsai Ing-Wen

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen indicó que su Gobierno tiene el compromiso de trabajar con socios afines en todo el mundo para defender la libertad y la democracia.

"La actividad militar persistente de China socava el statu quo en el Estrecho de Taiwán e invade la soberanía de la nación", apuntó Tsai, añadiendo que "la acción irresponsable del Estado autoritario también amenaza la paz y la estabilidad en la región del Indo-Pacífico, poniendo en peligro la seguridad aérea y marítima, así como el comercio mundial".

Tsai realizó dichas declaraciones durante un discurso en video en el Simposio Anual del Instituto Global de Taiwán (GTI, siglas en inglés), con sede en Washington, desde la Oficina Presidencial en la ciudad de Taipei.

"Con base en la historia y los eventos actuales, las amenazas contra cualquier nación o región se traducen, directa o indirectamente, en amenazas crecientes contra sus vecinos", apuntó Tsai, agregando que la solidaridad global es clave para contrarrestar la expansión autoritaria, salvaguardar la democracia y abordar los desafíos compartidos.

Este espíritu de solidaridad se ve obstaculizado por la exclusión de Taiwán del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), destacó Tsai, añadiendo que a expertos, periodistas y estudiantes de la nación se les niega el acceso a las reuniones de la ONU, incluida la Asamblea General del mes pasado, y se les impide participar en otras agencias especializadas como la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Aviación Civil Internacional.

Taiwán y la Unión Europea celebran cumbre sobre derechos humanos

"El pueblo en Taiwán, como todos los demás pueblos, merece la oportunidad de ser escuchado y contribuir", destacó Tsai, añadiendo que la inclusión de la nación en el sistema de la ONU solo puede beneficiar el bienestar mundial.

A pesar de estas barreras a la participación internacional, Taiwán continuará trabajando con socios de ideas afines para promover el desarrollo y la prosperidad, dijo Tsai, quien agradeció profundamente el apoyo de los aliados y socios de todo el mundo que han intercedido en la ONU y otros lugares por la participación internacional de la nación.

Taiwán es una parte interesada, confiable y responsable en el orden internacional basado en reglas, indicó Tsai. Esto se evidencia con la donación de más de 10 millones de mascarillas faciales a EE. UU. durante la pandemia, por citar un país, y alrededor de 580 toneladas de suministros y 45 millones de dólares estadounidenses en ayuda para los refugiados ucranianos luego de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, agregó la mandataria.

El GTI, establecido en 2016 en la capital de EE. UU., es un grupo de expertos que tiene como objetivo promover una mayor comprensión de Taiwán y su pueblo a través de programas específicos de participación e investigación de políticas.