Los líderes de Japón y Corea del Sur acuerdan restablecer lazos en el marco de la ONU

Japón Corea del Sur
El Ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Yoshimasa Hayashi, y el Presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol

Los líderes de Japón y Corea del Sur acordaron que las dos naciones necesitan restablecer unos sólidos lazos bilaterales, en medio de las expectativas de mejora de las relaciones deshilachadas por cuestiones laborales y territoriales en tiempos de guerra ha informado Kyodo News.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, y el presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol, también se comprometieron a profundizar en su cooperación para hacer frente a las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón en la primera reunión en persona entre los líderes desde que Yoon asumió el cargo en mayo.

Kishida y Yoon también acordaron acelerar el diálogo con altos diplomáticos de ambos países durante sus conversaciones de 30 minutos celebradas en Nueva York al margen de la Asamblea General anual de la ONU, añadió.

La reunión del miércoles fue la primera conversación cara a cara entre Kishida y Yoon desde que charlaron en junio al margen de una cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, a la que ambos asistían como líderes de los socios de la OTAN.

La última medida se produjo dos días después de que el ministro de Asuntos Exteriores japonés, Yoshimasa Hayashi, y su homólogo surcoreano, Park Jin, se reunieran en Nueva York y acordaran que las dos naciones continuarán las conversaciones para lograr una pronta resolución de la cuestión de las indemnizaciones laborales en tiempo de guerra.

Fumio Kishida promete reubicar una base de EE.UU. en Okinawa, a pesar de la reacción local

Yoon se convirtió en el líder surcoreano en mayo con la promesa de adoptar un enfoque orientado al futuro hacia Tokio, después de que la relación bilateral se hundiera hasta su punto más bajo en años durante la administración del predecesor de Yoon, Moon Jae In.

La reunión del miércoles fue la primera conversación cara a cara entre Kishida y Yoon desde que charlaron en junio al margen de una cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte

Corea del Sur está estudiando cómo abordar la cuestión de las órdenes judiciales para liquidar los activos en el país incautados a dos empresas japonesas que habían sido demandadas por supuestos trabajos forzados durante el dominio colonial de Japón en la península coreana entre 1910 y 1945.

Las empresas no han cumplido las órdenes de indemnización, ya que Tokio sostiene que todas las reclamaciones derivadas de su dominio colonial, incluida la indemnización a los coreanos obligados a trabajar, se resolvieron «completa y definitivamente» en virtud de un acuerdo bilateral firmado en 1965.

Japón y Corea del Sur también están enfrentados por los islotes de Takeshima, controlados por Seúl y reclamados por Tokio en el Mar de Japón, que Corea del Sur llama Dokdo.