La posición de India en la estrategia de Estados Unidos para el Indo-Pacífico

Indo-Pacífico

La administración Biden dio a conocer su nueva estrategia para el Indo-Pacífico, en la que se describen los objetivos de Washington en la región, el papel de Estados Unidos en la promoción de un Indo-Pacífico libre y abierto, la expansión de la conectividad en toda la región y más allá, la promoción de la prosperidad regional, el refuerzo de la seguridad regional y la mejora de la resistencia regional a una serie de amenazas y desafíos transnacionales.

Según una hoja informativa sobre la política, el objetivo de la administración es «integrar más firmemente a Estados Unidos en el Indo-Pacífico y fortalecer la región en el proceso» mediante «una colaboración continua y creativa con aliados, socios e instituciones, tanto dentro como fuera de la región».

Altos funcionarios de la administración declararon en una sesión informativa para la prensa sobre la estrategia que ésta tiene dos objetivos principales «reforzar el papel de Estados Unidos en la región»; y «crear la capacidad colectiva necesaria para afrontar los retos del siglo XXI y aprovechar las oportunidades, ya sean relacionadas con el clima, el comportamiento de la República Popular China (RPC) o la preparación para la próxima pandemia y la recuperación de ésta».

Se cita la capacidad diplomática, militar y tecnológica de la RPC para desarrollar o cultivar su propia esfera de influencia y emerger como la «fuerza más influyente del mundo».

Aunque la agresión de China no se limita a la región del Indo-Pacífico y es visible en todo el mundo, la estrategia señala que «es más aguda en el Indo-Pacífico», como lo demuestran la coerción comercial y económica contra Australia, la agresión contra India a través de la Línea de Control Real (LAC), las tácticas militares coercitivas contra Taiwán y el comportamiento intimidatorio hacia los vecinos de los mares de China Oriental y Meridional, que han soportado la peor parte del «comportamiento dañino de la RPC». Además, el plan llama la atención sobre las flagrantes violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional, especialmente del derecho a la libre navegación.

La Armada India necesita nuevas tecnologías para afrontar los retos del Indo-Pacífico

Reconociendo estas amenazas y desafíos, la hoja informativa afirma que EE.UU. empleará «todos los instrumentos de poder para disuadir la agresión y contrarrestar la coerción» a través de una serie de pasos, incluyendo «el avance de la disuasión integrada, la profundización de la cooperación y la mejora de la interoperabilidad con los aliados y socios, la garantía de la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán, y la innovación para operar en entornos de amenaza en rápida evolución, incluyendo el espacio, el ciberespacio y la protección de infraestructuras críticas».

el objetivo de la administración es «integrar más firmemente a Estados Unidos en el Indo-Pacífico y fortalecer la región en el proceso»

El énfasis de la estrategia en India como miembro principal de la Quad es notable, dado que a menudo se considera a India como el eslabón más débil de la Quad. Además, la política da importancia a la «red de alianzas y asociaciones de seguridad» de Estados Unidos, a través de la cual pretende «crear y desplegar sofisticadas capacidades de combate».

India ocupa una posición clave en este escenario. Washington «continuará desarrollando una alianza estratégica en la que EE.UU. y la India cooperen entre sí y a través de agrupaciones regionales para fomentar la estabilidad en el sur de Asia» y «mejorará constantemente nuestra principal asociación de defensa con la India y su posición como proveedor neto de seguridad». También se mencionaba a India en la estrategia como «socio afín y líder en el sur de Asia y el océano Índico»… «una fuerza motriz en la Quad y otros foros regionales, así como un catalizador del crecimiento y el desarrollo regionales». El énfasis de la estrategia en India como miembro principal de la Quad es notable, dado que a menudo se considera a India como el eslabón más débil de la Quad.

En una rueda de prensa telefónica, el Subsecretario de Estado para Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, Daniel Kritenbrink, y el Subsecretario para Asuntos de Asia Meridional y Central, Donald Lu, destacaron la importancia de India, diciendo que «India es más que un simple socio». EE.UU. colabora diariamente con India más estrechamente que con cualquier otro país de la zona». Lu, que formó parte de la delegación estadounidense en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la Quad, declaró que el ministro de Asuntos Exteriores indio, S. Jaishankar, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, mantuvieron una «conversación abierta y sincera», lo que demuestra la «estrecha relación que mantienen entre sí y discuten todos los temas, incluso los difíciles».

India ocupa una posición clave en este escenario

Aunque los documentos describen los fundamentos de la estrategia estadounidense y una serie de dificultades, la mayoría de las cuales tienen su origen en China, algunos críticos sostienen que la Estrategia Indo-Pacífica de Biden no está suficientemente centrada en China. Según Craig Singleton, analista de la Fundación para la Defensa de las Democracias, la política tiene tantas similitudes con las iniciativas indopacíficas de las administraciones de Obama y Trump que «EE.UU. seguirá dando tumbos en la región». Este plan es vago, carece de sustancia y contiene importantes lagunas en cuanto a reforzar la posición geoeconómica de Estados Unidos en Asia».

La política reconoce el papel fundamental de Francia, así como la «importancia estratégica de que la Unión Europea (UE) amplíe su papel regional». Los altos funcionarios dejaron muy claro durante su sesión informativa que la Estrategia Indo-Pacífica no era únicamente una estrategia para China.

Al centrarse en las demandas regionales, como las de los países del Sudeste Asiático, la política parece entender este enfoque «no sólo de China». El plan enfatiza la importancia de la ASEAN y «asiste a la ASEAN en sus esfuerzos por aportar soluciones sostenibles a las preocupaciones más críticas de la región», lo que se considera una mejora respecto a los esfuerzos de la administración Trump por «provocar a la ASEAN para que se enfrente a China.» Del mismo modo, la política reconoce la posición crítica de Francia, así como «la importancia estratégica de que la Unión Europea (UE) amplíe su papel regional.»

Así, más que renunciar a Europa por el Indo-Pacífico, como han señalado varios expertos, el empeño parece ser un intento de incorporar a Europa al Indo-Pacífico. En resumen, la nueva política del Indo-Pacífico parece tomarse más en serio las cuestiones regionales, a la vez que reitera la importancia de los intereses estadounidenses en la región y el reconocimiento por parte de Washington de la importancia de colaborar en la consecución de estos objetivos.

 

 

Artículo republicado en el marco de un acuerdo con Dras (Defense Research and studies) para compartir contenido. Link al artículo original:https://dras.in/us-strategy-for-the-indo-pacific-indias-position/

Acerca del autor

Neeraj Singh Manhas es Director de Indo-Pacífico en Raisina House, Nueva Delhi. Actualmente es becario de doctorado en Relaciones Internacionales en la Universidad Sardar Patel, en Gujarat, India. Anteriormente había realizado un máster en Ciencias Políticas. En la actualidad, es becario visitante en el Anand Law College, Gujarat, y becario del programa de becas Global Policy, Diplomacy, and Sustainability (GPODS). Es autor de tres libros y tiene varios intereses de investigación que abarcan la relación entre India y China en el Océano Índico, los valores marítimos de la India y los estudios sobre el Indo-Pacífico. Escribe blogs sobre temas de actualidad en Wordpress.com. Ha participado en varios seminarios y conferencias nacionales e internacionales, y ha presentado y publicado más de cien artículos.