Cómo influirá el aumento de la inflación mundial en la política india

INFLACIÓN MUNDIAL
Un hombre derrama gasolina en un tanque subterráneo en una estación de combustible en Mumbai, India, 21 de mayo de 2018. REUTERS/Francis Mascarenhas

Es probable que este año se anuncie el regreso de la inflación mundial como no se ha visto en los últimos 20 años. Hemos sido testigos de que la inflación ha permanecido bastante contenida desde principios de este siglo. Tanto es así que muchos economistas estadounidenses habían pronunciado la muerte de la inflación a pesar de la masiva inyección de liquidez por parte de la Reserva Federal desde 2003 y de que la relación entre la deuda y el PIB de Estados Unidos había alcanzado nuevos máximos en los últimos 20 años.

La relación entre la deuda y el PIB de EE.UU. se situaba en torno al 45% en la década de 1980 y ahora supera ampliamente el 100%. La mayoría de las grandes economías han experimentado un aumento de la relación entre la deuda y el PIB, que se ha acentuado aún más después de la pandemia. El balance de la Reserva Federal de Estados Unidos era de unos 4,7 billones de dólares antes de la pandemia. En el momento de la crisis financiera de 2008, el tamaño del balance de la Reserva Federal era sólo de unos 750 mil millones de dólares. Hoy supera los 8 billones de dólares.

El aumento del balance del banco central es un indicador de la impresión de moneda adicional. Una estimación es que más del 40% de los dólares en circulación fueron creados en sólo los últimos dos años.

Pero ni el mar de liquidez ni el mayor déficit fiscal habían provocado una alta inflación en las últimas décadas. Casi parecía que John Maynard Keynes había ganado una victoria permanente sobre Milton Friedman, quien decía que arrojar más y más dinero en el sistema no era una solución sostenible para la reactivación del crecimiento, ya que el exceso de liquidez sólo acababa provocando una mayor inflación.

más del 40% de los dólares en circulación fueron creados en los últimos dos años

Friedman, que murió en 2006 a los 94 años, no vivió para ver el periodo más largo de inflación mundial contenida a pesar de los excesos monetarios. Durante gran parte del siglo XX se alternaron los ciclos políticos entre las ideas de Keynes y Friedman. Pero el siglo XXI fue diferente, ya que la mayoría de los bancos centrales, especialmente los de las economías avanzadas, se volvieron complacientes con la inflación, que parecía haberse dormido.

Pero las cosas están a punto de autocorregirse. En los últimos meses, Estados Unidos está viendo la inflación en máximos de 40 años. Impulsada en gran medida por la energía y las materias primas, la inflación mundial está asomando la cabeza después de mucho tiempo. La desordenada transición energética hacia los combustibles ecológicos ha creado una escasez estructural de suministros, alimentando aún más la inflación. La caída prematura del índice de popularidad de Biden podría atribuirse en parte a la inflación.

En Kazajstán, 160 personas han muerto al estallar los disturbios por la duplicación de los precios de la energía. América Latina está sumida en la confusión tras una inflación de dos dígitos en los últimos tiempos. China también está exportando la inflación al resto del mundo, con un índice de precios al productor que se ha disparado por encima del 14% en los últimos meses.

La economía política de la inflación se manifestará de forma más acusada en 2022. Es probable que se mantenga a medio plazo. La India también se está viendo afectada por la inflación, ya que el índice de precios al por mayor ha alcanzado un máximo del 15%. Aunque la tasa de inflación minorista, del 5%, no ha aumentado en la misma proporción, el Banco de la Reserva de la India (RBI, por sus siglas en inglés) ha previsto que la inflación al consumo sea del 5,7% en marzo. Muchos economistas independientes creen que la lectura podría estar por encima del 6%. Con el tiempo, la inflación del índice de precios mayoristas, mucho más elevada, tenderá a repercutir en los precios al consumo.

India amplía su presencia con nuevas misiones en América Latina y el Caribe

Desde el punto de vista político, la inflación siempre ha sido un gran riesgo para los gobernantes. A medida que la inflación mundial, liderada por la energía y las materias primas, se filtre plenamente en el sistema indio, empezará a tener su impacto en las perspectivas electorales del Partido Bharatiya Janata (BJP). Internamente, el BJP está bastante preocupado por el impacto de la inflación en los pobres.

Históricamente, una vez cada 10 ó 12 años, la inflación se convierte en un monstruo y tiende a devorar al régimen gobernante. Se arrastra sin que la clase dirigente se dé cuenta. Recuerden cómo la inflación asestó un golpe mortal a la United Progressive Alliance (UPA) en 2011. El movimiento de Anna Hazare fue aparentemente sobre la corrupción, pero la alta inflación fue también una gran causa subyacente. La prolongada agitación de los agricultores tenía que ver con la búsqueda de un mayor precio de la producción, pero el verdadero golpe se produjo debido a la inflación en los costes de los insumos como el gasóleo, los fertilizantes, los pesticidas, etc.

Hoy en día, los precios de la gasolina, diésel, gas de cocina y los aceites comestibles están en su punto más alto. Una vez que el genio de la inflación salga de la botella, como ocurre una vez cada diez años aproximadamente, no funcionará ningún tipo de discurso del gobierno de Modi. La historia es testigo de ello.

 

 

Artículo republicado de The Wire (India) en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original: https://thewire.in/economy/how-the-rise-of-global-inflation-will-play-out-in-indian-politics

Acerca del autor

M.K. Venu es editor fundador de The Wire. Como escritor económico y político activo, ha desempeñado funciones de liderazgo en periódicos como The Economic Times, The Financial Express y The Hindu. Ha escrito extensamente sobre asuntos de política económica durante más de un cuarto de siglo después de que la India abriera su economía en 1991. Escribió regularmente columnas de economía política en las páginas de edición de The Economic Times, Financial Express e Indian Express durante las dos últimas décadas. También presentó un debate regular sobre economía política llamado "Estado de la economía" en el canal público nacional RSTV. También ha sido invitado por comisiones parlamentarias para dar su opinión sobre asuntos de política pública.