Empresas de China exploran proyectos conjuntos de energía eólica y granjas marinas

acuicultura China
Barcos de pesca pasan por un parque eólico en la provincia de Jiangsu. China está explorando la posibilidad de convertir las bases de las turbinas eólicas en "ranchos marinos", donde se pueden recoger los mariscos para el consumo humano. (Imagen: Alamy)

El año pasado, China instaló más capacidad eólica offshore que cualquier otro país por tercer año consecutivo. Este año está previsto que supere al Reino Unido como mayor mercado eólico marino. Con el auge del sector, algunos buscan oportunidades debajo de las turbinas. ¿Podrían sus bases convertirse en granjas de acuicultura o «ranchos marinos», hábitats donde la vida marina puede vivir, reproducirse y cosecharse para el consumo humano?

Hasta ahora no se ha realizado ningún proyecto mixto de energía eólica y ganadería marina en China. Se están construyendo proyectos en provincias como Shandong, Jiangsu y Zhejiang, según el Ministerio de Agricultura. Si tienen éxito, podrían permitir un uso más eficiente del limitado espacio en el mar, ayudar a desarrollar los recursos pesqueros y apoyar un desarrollo más sostenible.

Pero es demasiado pronto para hablar de una implantación a gran escala. Por el momento no hay resultados de investigaciones específicas para China sobre cómo se afectan mutuamente los elementos eólicos y marinos, y quedan muchas preguntas por responder. ¿Cómo afectará, por ejemplo, el ruido de la construcción y el funcionamiento de un parque eólico a la vida marina?

Las ventajas

La mayor parte del potencial eólico marino de China se concentra en torno a la costa sureste y las islas cercanas, donde el agua tiene entre 5 y 50 metros de profundidad, según el Informe de Desarrollo de Energías Renovables de China de 2019. Parte de esta zona es apta para la cría marina.

Las explotaciones acuícolas que deben abandonar la costa por motivos medioambientales se han trasladado a alta mar, liberando zonas costeras para su restauración o desarrollo sostenible (Imagen: Liu Yuyang/China Dialogue)

La acuicultura marina de China ya se está trasladando de las costas y las aguas poco profundas a aguas más profundas. La acuicultura ocupa grandes extensiones de aguas poco profundas y humedales, y las operaciones intensivas contaminan el océano. Por ello, el gobierno central ha ordenado una limpieza, lo que significa que la acuicultura se trasladará más lejos de la costa, al territorio de la energía eólica.

La exportación del modelo de energías renovables de China

La cría marina se considera una forma de mejorar el sector e incluso de ayudar a restaurar el medio ambiente oceánico. Wang Songlin, presidente y fundador de la Sociedad de Conservación Marina de Qingdao, declaró a Diálogo con China que la mayoría de las granjas de acuicultura y ranchos marinos se encuentran cerca de la costa, en aguas de hasta 20 metros de profundidad. Hay algunos ranchos en aguas de 40 metros de profundidad cerca de las islas, pero ninguno de más de 55 metros.

Combinar la energía eólica con la acuicultura o la ganadería podría beneficiar a las empresas de ambas partes. Las empresas de acuicultura pueden utilizar las bases de las turbinas para anclar jaulas de peces o sistemas de cuerdas y balsas para cultivar mariscos y algas. La propia base podría convertirse en un arrecife artificial para peces, ostras o algas, y cualquier energía necesaria para el funcionamiento de la granja acuícola o el rancho marino podría extraerse directamente de las turbinas.

Para las empresas de energía eólica, un mayor uso del emplazamiento reduciría los costes de mantenimiento y podrían vender parte de la energía que generan a las empresas de acuicultura.

La combinación también podría ayudar a China a aprovechar mejor su océano. He Guangshun, director del Servicio Nacional de Información y Datos Marinos, escribió en un documento de investigación de 2019 que «el océano es tridimensional, con diferentes condiciones geográficas y ambientales en el aire, el agua y el fondo marino. Un mismo lugar puede ser apto para la energía, la navegación y la pesca». Combinar estas actividades permitiría un uso más intensivo del espacio.

Práctica global y nacional

La licitación para la oportunidad de construir el primer proyecto de energía eólica marina y ganadería marina de China comenzó en 2019, con un proyecto de 300 megavatios (MW) en la bahía de Laizhou, en Shandong. En 2020, se inició la construcción de un proyecto piloto en el condado de Yangxi, en Guangdong. Mientras tanto, en la ciudad de Dongfang, en Hainan, se solicitaron ofertas para realizar estudios de viabilidad de un proyecto similar de 500 MW. De estos tres, se espera que la construcción de los dos primeros finalice en 2024. Todavía no se sabe cuándo se hará el tercero.

Gráfico: Ed Harrison / China Dialogue

En la actualidad, el único proyecto finalizado que pretende combinar la energía eólica marina con la acuicultura es el de Pingtan, en la provincia de Fujian. Fue iniciado por CGN New Energy, con la participación del Instituto de Investigación Pesquera de Fujian y una empresa local de acuicultura. Esa empresa colocó jaulas metálicas con 1.500 peces jóvenes cerca de la base de una de las turbinas, a 28 metros de profundidad. Los peces son alimentados y controlados regularmente. También se crían mejillones y abulones en la base de hormigón a la que están sujetas las jaulas.

Pero un experto familiarizado con la acuicultura y la ganadería dice que los ranchos marinos consisten en crear o restaurar buenos entornos submarinos para que la vida acuática prospere, con el objetivo principal de una producción sostenible sin necesidad de insumos. «El término ‘rancho marino’ es una exageración si se utilizan jaulas y se proporciona alimento».

El modelo mixto de energía eólica y acuicultura es más común en el extranjero. Países europeos como Alemania, Holanda, Bélgica y Noruega empezaron a probarlo en el año 2000, fijando jaulas para peces y balsas para mariscos y algas a las bases de las turbinas, como explicaba Yang Hongsheng, subdirector del Instituto de Oceanología de la Academia China de Ciencias, en un artículo de 2019. Los países asiáticos, como Corea del Sur, se pusieron en marcha en 2016, descubriendo que valiosos alimentos marinos como el alga, los mejillones y las vieiras aumentaban alrededor de los parques eólicos marinos.

El aumento de organismos marinos como el kelp puede ser uno de los beneficios de este tipo de proyectos. «El kelp fija el carbono y proporciona un hábitat para los peces pequeños y las gambas», dijo el experto en acuicultura. Eso podría significar que es posible utilizar la acuicultura como base para promover el desarrollo de ranchos marinos más ecológicos.

Esperanzas y preocupaciones

Las bases de las turbinas atraen a los peces, al igual que los arrecifes artificiales, dijo Yue Weizhong, investigador del Instituto de Oceanología de la Academia China de Ciencias, en una entrevista con la revista Fishing and Fisheries. Cuando las corrientes oceánicas se encuentran con las bases de las turbinas y las plataformas semisumergidas, el agua se desvía hacia arriba, llevándose consigo los nutrientes del fondo marino. Esto favorece el crecimiento del fitoplancton, o microalgas, que atrae a otras formas de vida oceánica.

Al otro lado de la base se forman remolinos en los que el agua fluye más lentamente, lo que conviene a ciertos peces. Los remolinos también pueden reunir fitoplancton y crustáceos con peces.

Gráfico: Ed Harrison / China Dialogue

Un ejemplo en los Países Bajos ha demostrado el potencial de las turbinas marinas para atraer la vida marina. La biodiversidad ha aumentado en el parque eólico marino de Egmond aan Zee, con la aparición de nuevas o mayores poblaciones de ostras, anémonas de mar y cangrejos en la base de las turbinas y en las rocas cercanas, según un estudio de dos años.

El factor clave de esos cambios puede ser, de hecho, la falta de actividad humana, unida a los cambios en el lecho marino. En la ajetreada costa holandesa, un parque eólico es un relativo oasis de paz y tranquilidad, libre de la pesca comercial, la extracción de petróleo y la navegación. Además, las bases de las turbinas ofrecen el tipo de hábitat sólido al que los mariscos prefieren adherirse, en comparación con el fondo marino más blando que se encuentra en la zona.

Gráfico: Ed Harrison / China Dialogue

Pero con poca investigación o práctica a la que remitirse, muchas preguntas aún se ciernen sobre el modelo de eólica marina y la cría marina. En su artículo de 2019, Yang Hongsheng planteó varias cuestiones: ¿Atraen realmente las bases de las turbinas la vida marina del mismo modo que los arrecifes artificiales? ¿Cómo debe coordinarse la gestión del rancho y del parque eólico? ¿Qué efecto tendrán sobre la vida marina el ruido, las vibraciones y los campos electromagnéticos producidos durante la construcción y el funcionamiento del parque eólico?

Según su documento, el ruido de los parques eólicos puede ser percibido por el bacalao y el arenque a cuatro kilómetros de distancia, y por la platija y el salmón a un kilómetro, y esos ruidos pueden afectar al comportamiento y la biología de los peces.

Actualmente, el Gobierno no está impulsando el desarrollo integrado de la energía eólica marina y la cría de peces. En respuesta a un comentario de un diputado nacional, el Ministerio de Agricultura dijo que los académicos están estudiando cómo podrían funcionar juntas las dos operaciones, pero aún no hay conclusiones. «Establecer el impacto de los parques eólicos en los recursos pesqueros de los ranchos marinos requerirá un seguimiento y una evaluación a largo plazo.

Es demasiado pronto para que el Estado ponga en marcha las políticas y los planes necesarios», dice su declaración.

Es posible que dependa del éxito de los ensayos locales. El ministerio va a seguir supervisándolos y, en colaboración con la Administración Nacional de la Energía, investigará cómo interactúan las turbinas y los ranchos. Mientras tanto, el Ministerio de Recursos Naturales está estudiando la posibilidad de gestionar los derechos de uso a distintos niveles del océano, para permitir una gestión más precisa de los recursos marinos.

Nota: El artículo fue publicado originalmente en inglés en China Dialogue. La reproducción del mismo en español se realiza con la debida autorización. Link al artículo original: https://chinadialogueocean.net/20062-chinese-companies-explore-joint-wind-and-fish-farms/

Acerca del autor

investigadora en China Dialogue. Tiene un máster en periodismo computacional por la Universidad de Siracusa.