AUKUS: un golpe a la política de Francia en el Indo-Pacífico

AUKUS Francia

El 15 de septiembre de 2021 será recordado en los círculos de la industria, la defensa y los asuntos exteriores franceses como el día en que Francia fue apuñalada por la espalda por algunos de sus aliados estratégicos clave en la región del Indo-Pacífico, ya que se anunció que Canberra eliminaría el acuerdo de AUD 90 mil millones para que Naval Group construya 12 submarinos diésel-eléctricos Shortfin Barracuda (clase Attack) en los astilleros de Adelaida para la Royal Australian Navy, y opte por una opción de submarino nuclear entre Estados Unidos y el Reino Unido.

Este «acuerdo del siglo» se había convertido en una de las piedras angulares de la política del Indo-Pacífico de Francia para participar en la contención de las ambiciones territoriales de China en el Mar de China Meridional y la creciente influencia en el Pacífico: combinado con una mayor presencia militar a través de la participación en ejercicios con Miembros de QUAD (los simulacros de La Pérouse en la Bahía de Bengala, o el ejercicio ARC21 en Japón, por nombrar solo algunos), la venta de equipo militar (particularmente buques de guerra) a potencias medias regionales como Australia e India, pero también Malasia, Filipinas e Indonesia presentaron una doble ventaja de contribuir a la preparación militar de estos países y aumentar la interoperabilidad de las fuerzas.

Quadrilateral Security Dialogue (QUAD): ¿una estrategia de contención a China?

El acuerdo de submarinos con Australia se firmó para reemplazar los submarinos de la clase Collins e iba a involucrar al contratista australiano ASC y al proveedor de defensa estadounidense Lockheed Martin para los sistemas de combate. En problemas durante los últimos meses como resultado de una campaña agresiva del opositor Partido Laborista en el que denunciaba el calendario y las explosiones de costos, parece que el acuerdo se ha convertido en víctima de un esquema mucho más grandioso: el pacto de defensa AUKUS recientemente anunciado entre Australia, Estados Unidos y Reino Unido.

El pacto de defensa histórico de AUKUS puede verse como un reinicio y una actualización importante del tratado de seguridad colectiva ANZUS de 1951 y una superposición de la alianza de inteligencia Five Eyes, mediante la cual los tres aliados compartirán tecnologías avanzadas (incluyendo inteligencia artificial, cibernética, capacidades de ataque de largo alcance, así como sistemas de submarinos nucleares) en un movimiento apenas velado para contrarrestar a China en el Indo-Pacífico.

Francia fue apuñalada por la espalda por algunos de sus aliados estratégicos clave en la región del Indo-Pacífico

Lamentablemente, esto se produce en un momento en que las capacidades militares y los conocimientos tecnológicos de Francia contribuían cada vez más a reforzar la amplia alianza para asegurar un Indo-Pacífico libre y abierto.

Y hay que entender que, al menos desde el punto de vista francés, esto se produce tras una serie de derrotas industriales a manos de jugadores estadounidenses: la reciente selección del F-35 por la Fuerza Aérea Suiza a expensas del Rafale, uno un día después de que el presidente Biden visitara el país, o la toma aún fresca en la memoria de la división nuclear de Alstom por parte de General Electric como resultado de un juego clásico de guerra legal, por nombrar solo algunos.

Esta cancelación de contrato en particular podría representar un duro golpe para la posición y reputación de Naval Group en la región del Indo-Pacífico, privándolo de un escaparate importante en un momento en que el contratista de defensa compite por la venta de submarinos de la clase Scorpène a Filipinas e Indonesia. También enviará un mensaje claro a Francia de que solo se la considera un aliado menor en la región, como escribió recientemente el grupo de expertos estadounidense RAND Corporation en un informe titulado “A Strong Ally Stretched Thin”.

Más allá de las preocupaciones que Beijing pueda sentir al ver una alianza militar y tecnológica renovada entre los Estados Unidos, el Reino Unido y Australia en la región, uno no puede dejar de imaginar que también puede regocijarse al ver otro rechazo de EE. UU. uno de sus aliados «menores».

 

Nota: El artículo fue publicado originalmente en inglés en el portal Asia Power Watch. La reproducción del mismo en español se realiza con la debida autorización. Link al artículo original: https://asiapowerwatch.com/the-aukus-defence-pact-and-the-end-of-the-french-submarine-deal-a-blow-to-frances-indo-pacific-policy/

Acerca del autor

Fundador y Editor en Jefe de Asia Power Watch. Con 20 años de experiencia en los negocios, finanzas e investigación económica de Asia-Pacífico, es el fundador y director ejecutivo de Asia Intelligence Advisory, una firma consultora de inteligencia económica y estratégica. También es conferencista invitado en geoeconomía e inteligencia empresarial para los mercados de APAC, y conferencista en diversas conferencias, talleres y seminarios.