Llevando calidad de vida a distintos países: Mari Sako

Mari Sako

En el recorrido de las mujeres más influyentes de Asia, encontramos la figura de Mari Sako, que, a través de su trabajo, ha transformado la vida de miles de personas.

Mari, directora general de la empresa médica Miup, Inc. nunca olvidará una llamada telefónica que recibió de un habitante de una aldea agrícola de Bangladesh que se había sometido a una de las pruebas médicas de la empresa.  Gracias a que Miup había estado realizando exámenes médicos en su vecindario, se enteró de que había desarrollado una enfermedad crónica que, de no haber sido tratada, podría haberle quitado la vida.

Sin la prueba médica, su vida y la de su familia se habrían sumido en el caos. "Después, en señal de gratitud por haber sido salvado por nuestra prueba médica, me telefoneó personalmente. En ese instante, me quedó claro el carácter vital del servicio que presta nuestra empresa", recuerda Sako.

En sus años de estudiante, motivada por el deseo de ayudar a los países en desarrollo, Sako estudió agricultura y ciencias de la vida, pero sintió que había muchos obstáculos cuando se trataba de aplicar los hallazgos académicos al mundo real.

Se le ocurrió la idea de crear su propia empresa, para utilizar los resultados de la investigación del mundo desarrollado y aplicarlos.

Tras discutir la idea con un amigo de la universidad que había estudiado IA médica y bioinformática, cofundaron Miup en 2015 y comenzaron a operar un negocio relacionado con la salud en Bangladesh.

El país fue seleccionado como el primero en iniciar el negocio porque, a pesar de mantener una tasa de crecimiento económico de alrededor del 6% cada año, ha estado experimentando una creciente disparidad en el acceso a la asistencia sanitaria.

Habiendo crecido en una familia con una larga línea de médicos, Sako reaccionó contra la suposición de que ella también seguiría naturalmente una carrera médica. El destino quiso que el camino elegido la llevara a una forma diferente de contribuir a la salud de las personas.

Si bien en Bangladesh muchas personas sufren enfermedades agudas, como las infecciones, con el paulatino crecimiento económico, la incidencia de las enfermedades crónicas va en aumento a medida que el estilo de vida se vuelve más acomodado.

A diferencia de las infecciones y otras enfermedades agudas que se conocen fácilmente por sus síntomas, las enfermedades crónicas requieren pruebas médicas para su diagnóstico.

La falta de estas pruebas es un grave problema en algunas partes del mundo. En las zonas rurales de Bangladesh, donde vive el 70% de la población, hay una escasez abrumadora de médicos: sólo uno por cada 15.000 personas.

"Es bastante común que la gente se auto medique sin ver a un médico o tener una receta adecuada. Ante esta situación, pensamos que debíamos ofrecer un tratamiento médico que se basara en un uso sofisticado de los datos médicos y la tecnología" ha declarado Sako.

Miup Inc.

La escasez de servicios médicos sólo puede resolverse con enormes cantidades de dinero durante un largo periodo de tiempo, pero Miup está intentando resolver el problema con un enfoque diferente que utiliza la IA y la asistencia sanitaria a distancia.

Utilizando datos compuestos por la presión arterial y el pulso, fácilmente medibles, fotografías y entrevistas médicas, el sistema de Miup basado en la IA puede facilmente detectar los riesgos.

A las personas que entren en una categoría de alto riesgo se les recomendará consultar a un médico a distancia mediante un dispositivo con acceso a Internet, como una tableta.

Gracias a este sistema, la atención sanitaria puede ser mucho más eficiente, y los residentes que viven en zonas que carecen de servicios médicos podrán recibir exámenes de salud a un precio asequible.

Chizu Nakamoto, construyendo la paz en África

Actualmente, Miup está realizando pruebas médicas a gran escala para mejorar la precisión de los diagnósticos de IA y el software de asistencia sanitaria a distancia, con la idea de tener una versión comercial disponible ya dentro de uno o dos años.

"Problemas similares son comunes en todo el mundo. Una vez que nuestro modelo de detección sanitaria funcione con éxito en Bangladesh, me gustaría ponerlo a disposición de más países", dice Sako.

El año del lanzamiento de Miup, 2015, fue también cuando las Naciones Unidas establecieron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que afirman la importancia de la cobertura sanitaria universal para proteger la salud de todos. Ambos conceptos resuenan de forma armoniosa entre sí.

Acerca del autor

Florencia Masri es co-fundadora de Rimas Producciones, presidente de Falcon Properties, y madre de 6 hijos.