Mitsubishi firma una serie de contratos con Taiwán para la modificación de una central eléctrica

Mitsubishi
La central eléctrica Datan en Taiwán. Foto: Mitsubishi

Mitsubishi Power, ha recibido una serie de contratos de la empresa estatal taiwanesa Taiwan Power Company (TPC) para un proyecto de renovación a gran escala de equipos de generación de energía en la central eléctrica de Datan, en la ciudad de Taoyuan, a las afueras de la capital, Taipei.

El contrato abarca un total de cuatro unidades de la central de ciclo combinado con turbina de gas, que comprenden un total de ocho de estas.

El objetivo del proyecto de renovación es reducir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) manteniendo la capacidad de generación, lo que permitirá a la central cumplir con una normativa medioambiental cada vez más estricta, así como aumentar la flexibilidad de funcionamiento mejorando las operaciones y el mantenimiento (O&M). La finalización está prevista para 2025.

La central eléctrica de Datan es una central de gas natural GTCC situada a unos 50 km al oeste de Taipei. Cuenta con un total de 20 turbinas de gas de las cuales Mitsubishi Power ha suministrado 14 de estas, y es una de las mayores centrales eléctricas de gas natural de Taiwán.

Una vez que todas las instalaciones estén terminadas y operativas, la planta tendrá una potencia total combinada de aproximadamente 7.000 megavatios (MW).

Para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno, se sustituirán las actuales cámaras de combustión por otras de premezcla (sistemas en los que el combustible y el aire se mezclan previamente) refrigeradas por aire, lo que reduce la temperatura de combustión local y frena la generación de los gases, disminuyendo las emisiones de NOx en un 60% aproximadamente.

Además, Mitsubishi Power proporcionará una solución completa llave en mano, encargándose del diseño, la fabricación, la instalación y las pruebas de la maquinaria auxiliar.

Taiwán y el problema energético

Taiwán sigue enfrentándose a una situación de escasa oferta y demanda de energía eléctrica, con productores incapaces de mantener el ritmo de la fuerte demanda.

El país asiático necesita aumentar su margen de capacidad, que indica el grado de capacidad excedente, para hacer frente a los picos de demanda, y desde hace tiempo se han puesto grandes expectativas en la generación de energía con gas.

Al mismo tiempo, aumentan las peticiones de medidas para reducir la carga medioambiental.

Taiwán ha adoptado una política energética que incluye la supresión de la energía nuclear para 2025, fijando como objetivo que el 30% de la electricidad proceda de combustibles fósiles, el 50% de centrales GTCC y el 20% de energías renovables.

También han aumentado las necesidades de reducción de las emisiones de NOx y de mayor eficiencia de las centrales eléctricas.

En estas circunstancias, el hecho de que Mitsubishi Power haya recibido el contrato para este proyecto refleja una gran consideración por sus tecnologías de combustión de bajo NOx, y un alto nivel de rendimiento y fiabilidad basado en su historial de suministro a las centrales eléctricas GTCC existentes.

En el futuro, alentada por este contrato de TPC, Mitsubishi Power trabajará para proporcionar soluciones que satisfagan las necesidades de toda la industria energética de Taiwán, incluidos los productores independientes de energía (IPP), para reducir las emisiones de NOx y mejorar el rendimiento.

Además, haciendo un esfuerzo concertado como grupo corporativo para completar con éxito este proyecto, que probablemente se convierta en un impulsor para otros contratos, Mitsubishi Power contribuirá a un suministro eléctrico estable y a una menor carga medioambiental para Taiwán.