Infraestructura sostenible, el mayor desafío de la ASEAN para 2025

ASEAN Infraestructura

Con más de 620 millones de habitantes, la ASEAN es una región llena de grandes oportunidades. Al unir a la ASEAN a través del Master Plan de Conectividad 2025 (MPAC), se busca crear una red regional de personas e infraestructura para mejorar la forma en que las personas viven, trabajan y viajan.

Para lograrlo, el MPAC 2025 se enfoca en cinco áreas clave, a saber, infraestructura sostenible, innovación digital, logística transparente, excelencia regulatoria y movilidad de personas. La visión es lograr una ASEAN integrada y conectada de manera transparente e integral que promueva la competitividad, la inclusión y un mayor sentido de comunidad.

Dado el entorno dinámico en el que tiene lugar la conectividad de la ASEAN, es fundamental considerar las tendencias emergentes que influirán en la agenda de la conectividad 2025 de la ASEAN:

  • una duplicación del número de hogares que forman parte de la “clase consumidora” durante los próximos 15 años;
  • el desafío de mejorar la productividad para sostener el progreso económico a medida que el crecimiento en el tamaño de la fuerza laboral comience a desacelerarse;
  • el movimiento de 90 millones de personas más a ciudades dentro de la ASEAN para 2030;
  • la necesidad de que el gasto en infraestructura se duplique con respecto a los niveles históricos;
  • el desafío de equipar a la tercera fuerza laboral más grande del mundo con las habilidades necesarias para apoyar el crecimiento y la inclusión;
  • la aparición de tecnologías disruptivas;
  • la oportunidad de transformar la eficiencia de los recursos naturales en la región;
  • el imperativo de comprender las implicaciones para la ASEAN a medida que el mundo se desplaza hacia una estructura de poder global multipolar.

Infraestructura sostenible

Tras la crisis financiera asiática de 1997-1998, surgió un importante déficit de infraestructura cuando los Estados miembros de la ASEAN trataron de controlar los déficits en cuenta corriente y la inversión extranjera.

existe la necesidad de que el gasto en infraestructura se duplique con respecto a los niveles históricos

Como resultado, la inversión como porcentaje del PIB no ha vuelto a los niveles anteriores a 1997 en la mayoría de las economías de la ASEAN. Varios estudios han estimado las necesidades anuales de infraestructura de la región, que superan los 110.000 millones de dólares al año. Esto es aproximadamente de dos a seis veces la cantidad anual gastada históricamente.

El progreso en los principales proyectos de infraestructura que apoyan la conectividad física en la ASEAN ha sido desigual. Se ha logrado un progreso notable en la Red de Carreteras de la ASEAN (AHN), que tiene como objetivo establecer corredores regionales de transporte terrestre eficientes, integrados, seguros y ambientalmente sostenibles que unan a todos los Estados miembros de la ASEAN y los países vecinos. Ya no hay eslabones perdidos AHN en la región y la longitud total de las carreteras por debajo de la Clase III5 se redujo en un 46,2%, de 5.311,2 km en 2010 a 2.454 km en 2015, lo que incluye 1.200 km en las Rutas de Transporte de Tránsito (TTR) prioritarias.

las necesidades anuales de infraestructura de la región superan los 110.000 millones de dólares al año

La implementación de los tramos Singapore-Kunming Rail Link (SKRL) de Singapur a Phnom Penh está programada. Sin embargo, las secciones de SKRL de Camboya a Vietnam, así como las de la República Democrática Popular Lao, todavía están buscando financiación para la implementación del proyecto. El puente Neak Loeung fue inaugurado y puesto en funcionamiento en abril de 2015.

Se han completado nueve proyectos de interconexión eléctrica en el marco de la red eléctrica de la ASEAN (APG) y trece gasoductos bilaterales en el gasoducto Trans-ASEAN (TAGP). El último proyecto se completó con éxito y se sincronizó el 20 de enero de 2016 entre Sarawak – West Kalimantan y actualmente suministra 70MW de electricidad.

A pesar del alcance y las complejidades, la implementación de los proyectos de interconexión energética bajo el APG y el TAGP ha experimentado un progreso constante a lo largo de los años. Sin embargo, será necesario abordar desafíos como las limitaciones de recursos, la capacidad bancaria y los problemas técnicos y regulatorios.

Financiamiento para infraestructura

Dado el tamaño de los requisitos de inversión de muchos proyectos y las limitaciones de los presupuestos de los Estados miembros de la ASEAN, es necesario movilizar recursos de otras fuentes, ya sean fondos multilaterales, fondos de pensiones, mercados de bonos, otros gobiernos o el sector privado.

Corredores ASEAN
El progreso en los principales proyectos de infraestructura que apoyan la conectividad física en la ASEAN ha sido desigual.

A pesar del rápido crecimiento, los mercados de capital nacionales en la mayoría de los Estados miembros de la ASEAN ofrecen actualmente oportunidades limitadas para obtener financiación de proyectos para proyectos de infraestructura, especialmente fuera de Singapur, Tailandia y Malasia. Algunos componentes de los principales proyectos de infraestructura relacionados con la conectividad de la ASEAN enfrentan actualmente desafíos debido a las limitaciones de acceso al capital, como la ruta AH15 en la red de carreteras de la ASEAN (una carretera de 132 kilómetros desde Ban Lao a Nam Phao).

También están surgiendo vehículos de financiación que podrían apoyar el desarrollo de la infraestructura. Estos incluyen el Fondo de Bonos de Asia (ABF); la Iniciativa del Mercado de Bonos Asiático (ABMI); el Fondo de Infraestructura de la ASEAN (AIF); el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB); el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB) y la Alianza ampliada para la Infraestructura de la Calidad (PQI).

Algunos  de los principales proyectos de infraestructura enfrentan desafíos debido a las limitaciones de acceso al capital

A pesar de este aumento en la disponibilidad de fondos, seguirá siendo fundamental fomentar una mayor inversión del sector privado en infraestructura en la región. Investigaciones recientes en la ASEAN demuestran que, si bien se ha avanzado en la mejora de los marcos de asociaciones público-privadas (APP) en la región, aún queda mucho trabajo por hacer en áreas como los acuerdos de distribución de riesgos y el desarrollo de proyectos.

El objetivo de la estrategia de infraestructura es coordinar los recursos existentes para brindar apoyo durante todo el ciclo de vida de los proyectos en la ASEAN, incluida la preparación de proyectos, la mejora de la productividad de la infraestructura y el desarrollo de capacidades. Esta estrategia también incluye el intercambio de lecciones sobre modelos de “urbanización inteligente” en los Estados miembros de la ASEAN que pueden generar simultáneamente crecimiento económico y una buena calidad de vida.