Cinco grandes empresas chinas dejarán de cotizar en Wall Street

Wall Street
Imagen: Pixabay

Cinco empresas chinas han anunciado sus planes de retirarse voluntariamente de Wall Street antes de que Estados Unidos las obligue a salir en 2024 por una disputa de auditorías, marcando una escalada en el desacoplamiento financiero de las dos mayores economías del mundo.

En comunicados separados, las compañías de petróleo Sinopec y PetroChina, China Life Insurance, Chalco comunicaron que que están iniciando los trámites para una «retirada voluntaria» de Wall Street.

Según informó AFP, Las cinco compañías figuraban precisamente en una lista de empresas publicada por el regulador norteamericano, la SEC, amenazadas de ser retiradas de Wall Street en caso de no cumplir con los nuevos requerimientos de auditoría, en vigor desde finales del año pasado.

Vietnam atrae a los bancos de Wall Street

En 2020, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que apuntaba específicamente a las empresas chinas, en virtud de la cual la Junta de Supervisión de Contabilidad de Empresas Cotizadas (PCAOB, una organización sin ánimo de lucro creada por el propio Congreso) debe tener la posibilidad de inspeccionar auditorías de firmas extranjeras cotizadas en Estados Unidos.

En comunicados separados, las compañías de petróleo Sinopec y PetroChina, China Life Insurance, Chalco comunicaron que que están iniciando los trámites para una «retirada voluntaria» de Wall Street

Así mismo Bloomberg indica que en la lista de más de 250 empresas bajo riesgo de quedar fuera de cotización en Estados Unidos está el gigante chino Alibaba.

La Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China, al respecto, aseguró que «la cotización y la exclusión de cotización son la norma en el mercado de capitales», además de agregar que «respeta las decisiones tomadas por las empresas en base a sus condiciones reales».

La retirada «no afectará el continuado uso por parte de las empresas de mercados de capitales domésticos y extranjeros para la financiación y el desarrollo» de sus actividades, añadió el regulador chino en un comunicado.

Redmond Wong, de Saxo Markets, declaró que «estas empresas estatales son sectores estratégicos y se considera que tienen acceso a información y datos a los cuales el Gobierno chino puede ser reacio a dar acceso a los reguladores extranjeros», según indicó Bloomberg.