¿Por qué crece el mercado de bonos en Asia?

Mercado de bonos Asia

Durante los últimos años, el mercado internacional de bonos de Asia ha experimentado un crecimiento significativo alcanzando una emisión de u$d 575 mil millones en 2020.

Aún muchos emisores asiáticos siguen prefiriendo obtener financiación onshore. Por eso, la proporción de recaudación realizada mediante bonos en Asia sigue siendo pequeña en comparación con otros mercados y el potencial de crecimiento es considerable, según reporta la International Capital Market Association (ICMA).

Creciente participación en mercado de bonos

La principal tendencia marca que en los últimos diez años, los centros financieros asiáticos han ganado participación de mercado. Principalmente por el crecimiento significativo de los mercados de bonos de China continental. Esto marcó la expansión de Hong Kong, que logró convertirse en el principal centro de contratación de bonos internacionales asiáticos.

Hong Kong y Singapur en el centro de Asia

El rol de Hong Kong como centro establecido para las transacciones internacionales chinas, lo catapultó al primer lugar de relevancia entre las ciudades financieras de Asia. Las relaciones cercanas entre los bancos ubicados en Hong Kong y los de China continental explican este fenómeno.

Singapur, a su vez, ha logrado erigirse como el segundo centro financiero en importancia de Asia para este tipo de operaciones. En 2020, Singapur y Hong Kong explicaron casi el 60% de las emisiones internacionales de Asia. La gran fortaleza de ambos es el marco legal que rigen en sus jurisdicciones.

Las clasificaciones según la nacionalidad del emisor, muestran que tanto Hong Kong como Singapur tienen más emisiones de bonos internacionales que la proporción del resto de los países. Esto refleja el estatus como centros offshore en Asia.

E-trading y la inversión no asiática

Otra de las tendencias que se ven en el análisis de los mercados asiáticos de bonos en la última década es el interés por parte de inversores no asiáticos, que ha ido en aumento en términos de volumen y número de inversores. A su vez, esto va acompañado de que la inversión intrarregional también ha incrementado.

La herramienta que ha permitido y facilitado estos nuevos inversores en el mercado asiático, ha sido sin dudas el e-trading. La posibilidad que han abierto los portales comerciales online han dado acceso a liquidez que antes no derramaba en la región.

Son varias las plataformas que se están afianzando en el mercado a través de proporcionar conectividad directa al mercado de bonos, por ejemplo en China.

China

El caso chino es paradigmático, por el crecimiento exponencial que han tenido los mercados de bonos nacionales. De menos de 20 operaciones por año en la década de los 2000, se pasó a casi 600 operaciones en 2020.

Uno de los factores que contribuyen a este crecimiento es el aumento de las actividades operativas y financieras en el extranjero de las entidades chinas. Los inversores chinos se han vuelto más diversos y buscan canales de financiamiento adicionales que complementen los créditos de bancos y fondos de inversión locales.

Por otra parte, ha ido in crescendo las empresas chinas, muchas de ellas estatales, que recurren a los mercados internacionales para financiar su expansión global, así como para construir una marca internacional en los mercados de capital del mundo.

ASEAN

En ASEAN se produjo un efecto «miedo» que fortaleció sus mercados de bonos luego de la crisis financiera mundial de 2008. Los gobiernos de estos países llevaron a cabo planes para desarrollar los mercados de bonos en moneda local y con emisiones soberanas.

De esta forma, han logrado volverse más profundos y hacerse de más liquidez para el financiamiento de sus propias empresas y entidades.

Japón

En el caso japonés, de mucha mayor trayectoria en mercados de bonos, también la crisis financiera 2008 marcó un clivaje en cuanto a la organización de sus centros financieros.

Ya desde 2001 el Banco de Japón fomenta tipos de interés bajos para los mercados de bonos nacionales, a través de un programa de flexibilización cuantitativa.

El volumen de bonos extraterritoriales de Japón ha crecido desde 2008 y logrado un pico importante en 2017 con más de u$d 120 mil millones. Al igual que en China, la pugna por diversificar inversiones y financiar operaciones en centros internacionales fueron claves para este desarrollo.

Crecimiento a futuro

Ya se puede hablar de un mercado internacional de bonos asiáticos consolidado. Las operaciones en los centros financieros de Hong Kong y Singapur así lo demuestran.

La mayor difusión del e-trading y la confianza que vayan generando los mercados asiáticos será muy importante para que continúe el acercamiento de inversores no asiáticos y que el capital propio de la región se reinvierta.

Es una certeza que el mercado internacional de bonos de Asia seguirá por el camino de la expansión y gane en liquidez.