Escalando el Monte Fuji en Japón

jorge orpianesi
El autor en la cima del Monte Fuji.

Hola amigos. Vamos a comenzar el año de la mejor manera: ¡escalando el Monte Fuji!

Lo primero que hay que saber sobre el Monte Fuji, es que es el pico más alto de Japón, con 3776 metros de altitud, y que solo puede escalarse durante dos meses al año.

Vista del monte Fuji desde la Pagoda Chureito.

Si bien la temporada de escalada suele variar cada verano, generalmente comienza el 10 de julio y se extiende hasta el 10 de septiembre.

Rutas hacia la cima

En ese corto período, unas 300.000 personas suelen subir hasta la cima. Y de ese número, una tercera parte son extranjeros. Hay cuatro posibles rutas para llegar hasta la cima y cada una tiene sus propias características. 

  1. Ruta Yoshida: es la más popular entre los escaladores. Es la que tiene las mejores vistas de la zona de los cinco lagos y tiene la gran ventaja de que, si se sube de noche para ver el amanecer y aún no se ha hecho cumbre, igual se puede ver la salida del sol desde cualquier punto en el que el escalador se encuentre. Suele ser también la más concurrida. 
  2. Ruta Fujinomiya: es la más corta, pero también la más empinada. Es la segunda más elegida, pero no se podrá ver el amanecer hasta tanto no se haya alcanzado la cima. 
  3. Ruta Subashiri: esta ruta es la que empieza más abajo, así que se podrá disfrutar de hermosos paisajes con bosques al inicio, si es que al escalador no le importa que sea la más larga. 
  4. Ruta Gotemba: es la que presenta la mayor dificultad, así que es la que suelen elegir los montañistas más experimentados. 

Lo primero que hay que saber sobre el Monte Fuji, es que es el pico más alto de Japón, con 3776 metros de altitud

Yo elegí la primera ruta, así que debía llegar al pueblo base, llamado Kawaguchi. Desde ese punto, tome un ómnibus que me llevó hasta la Quinta Estación de las diez que conforman el camino de subida al Monte Fuji. Esto quiere decir que la escalada comienza a los 2000 metros de altura. 

Ciudad base de Kawaguchi.

Lo que necesitás para subir

En la Quinta estación, se ofrece todo lo necesario para la ascensión. Bebidas, oxígeno, ropa de abrigo, bastones de trekking, calzado, lentes de sol, gorras, bares para descansar, baños y vestuarios.

Se debe subir con ropa cómoda y distintos tipos de abrigos, para utilizar a medida que se sube. Se calcula que cada 100 m de subida, la temperatura baja un grado.

Comienzo de la ascensión en la quinta estación.

Es decir que si arrancamos con 35º en la base, al llegar a la cima estaremos a 0º. Los senderos al comienzo de la ascensión son bastante agradables. Sin subidas empinadas, incluso con algunas bajadas, mucha vegetación y sombra.

A partir de la Sexta Estación, se acaban los árboles y todo tipo de vegetación.

Primer tramo del camino hacia la sexta estación.

La Séptima Estación  se encuentra a 2790 metros de altura. El sendero es todo ripio y rocas sueltas. También hay formaciones volcánicas como escaleras, pero muy elevadas, que obligan a un esfuerzo extra que sería prácticamente imposible subir sin un bastón.

Es importante saber que a lo largo del camino hay refugios de montaña ideales para comer algo y descansar

Unas sogas instaladas a los costados del camino ayudan a evitar caídas peligrosas. A partir de la Séptima y hasta la Octava Estación a los 3100 metros, el camino se pone más pedregoso y más empinado.

Refugios y subida nocturna

También es el tramo más largo. Es importante saber que a lo largo del camino hay refugios de montaña ideales para comer algo y descansar. Sobre todo para aquellos que, como yo, realizan la ascensión nocturna para ver el amanecer desde la cima.

Así se festeja el Año Nuevo en Japón

Los últimos pasos se hicieron realmente difíciles. Hacía cinco pasos y me detenía a tomar aire. Si bien soy una persona que hizo actividad física toda su vida, e incluso hice un entrenamiento específico para sobrellevar semejante viaje por todo Japón, creo que nada te prepara para vivir tamaño desafío contra la naturaleza.

Ascensión nocturna.

Igualmente, ver la salida del sol naciente desde ese lugar justificó con creces todo el sufrimiento vivido esa noche. 

Amanecer desde el Monte Fuji.

La cima

Con las primeras luces del alba, llegué al torii del santuario Kusushi, también llamado Mukaekusushi. Una vez cruzado el portal, significaba que ya estaba en la cima del monte Fuji. La montaña más sagrada de Japón.

Torii de la cima.

 El cráter del Monte Fuji está ubicado a 3776 m de altura. Mide casi 1 km de diámetro y su profundidad llega hasta los 250 m. En invierno se han llegado a registrar hasta –36° y vientos de hasta 300 km por hora.

Esto se da por su gran altura y aislamiento con respecto a las montañas más cercanas. Tampoco olvidemos que el Fuji es un volcán activo en la actualidad, aunque su última erupción data de diciembre de 1707. 

Aquellos interesados en saber más sobre mi viaje a Japón, pueden seguirme en mis redes sociales, listadas abajo. Asimismo, a quienes quieran adquirir el libro “La Ruta del Samurai”, en el que describo mis vivencias en el “País del Sol Naciente”, los invito a hacer click aquí. Además, mi libro ya está disponible en Amazon en formato E-BOOK y tapa blanda en el siguiente link.

Nos encontramos la semana que viene con mas historias interesantes ¡sobre este fascinante país llamado Japón!

Acerca del autor

Practicante de Artes Marciales Japonesas desde 1982 (Karate, Aikido, Iaido y Kobudo okinawense). Es autor del libro "La Ruta del Samurái". Japón para Budokas". Se destaca como estudioso de la historia y cultura de Japón. Es además columnista de la revista norteamericana Bugeisha (https://bugeisha.net/) y fundador de la empresa Budokan Argentina.