Así se festeja el Año Nuevo en Japón

año nuevo Japón
Imagen del Hatsumode, la primera visita del año a un santuario o templo (o ambos) que se realiza masivamente.

¡Hola amigos! Así como la semana pasada hablamos de la Navidad en Japón, esta semana lo haremos sobre los festejos del Año Nuevo (incluida la noche Vieja) llamados Shogatsu.

Esta fecha tiene en este país una importancia muchísimo mayor que la Navidad. Así que vamos a mencionar algunas costumbres que se usan en este pueblo para el cambio de año. 

Los amuletos Kadomatsu

Un rasgo distintivo de la llegada del nuevo año son los amuletos Kadomatsu ubicados en las puertas. Estos amuletos están hechos de pino (simboliza la longevidad) y bambú (simboliza la flexibilidad y la fortaleza).

Amuletos Kadomatsu en las puertas.

Fiesta «Bonen kai»

Dentro de las celebraciones de fin de año encontramos el Bonen kai (traducido como «fiesta para olvidar el año»). Esta forma de despedir el año tiene sus orígenes en el 1400. Y es la forma en que nos despedimos del año que se va y damos las gracias por los logros obtenidos.

«Esta fecha tiene en este país una importancia muchísimo mayor que la Navidad»

Los Bonen kai son muy usuales en los grupos de trabajo y suelen estar bastante regados de alcohol. 

Bonen Kai.

Fideos Soba

Pasando a la celebración familiar propiamente dicha, la usanza es comer fideos soba del tipo toshikoshi, que son muy largos.

«Dentro de las celebraciones de fin de año encontramos el Bonen kai (fiesta para olvidar el año)»

Estos fideos simbolizaran una larga vida para los integrantes de la familia y se comen en el momento justo del cambio de año. 

Fideos Toshikoshi.

Postres especiales para la ocasión

Otra de las delicias japonesas que abunda en esta noche es el Mochi ,que es la pasta de arroz dulce que se suele comer tanto como ofrecer a los dioses.

«Pasando a la celebración familiar propiamente dicha, la usanza es comer fideos soba del tipo toshikoshi»

Creo no equivocarme si digo que los Mochi… ¡son un viaje de ida!

Dulces Mochi.

«Osoji» o limpieza profunda

Otra de las tradiciones que no pueden faltar para iniciar el nuevo año en Japón es el Osoji. La tradicional «limpieza profunda» de fin de año. En Japón se estila para estas fechas antes de fin de año limpiar todos los ambientes en donde solemos movernos. Tanto sea nuestra casa, nuestro trabajo, nuestro dojo o nuestra escuela y todos participan de este ritual.

osoji
«En Japón se estila para estas fechas antes de fin de año limpiar todos los ambientes en donde solemos movernos».

Si es una empresa, lo hará tanto el empleado de limpieza como el director de la misma. Igual sucede en las escuelas, donde alumnos y maestros se dedican a embellecer todas las instalaciones, incluidos los baños.

Recorriendo 5 callejones de ensueño en Japón

También se aprovecha para sacar los tatamis al sol y sacudirlos de polvo. Al ser todas las casas japonesas muy pequeñas, también se liberan espacios sacando de en medio trastos y elementos que ya no se usan como muebles, ropa, juguetes, etc.

Una limpieza que es también espiritual

Debemos recordar de desprendernos de objetos muy viejos, ya que al cumplir los 100 años se transforman en Yokais (seres sobrenaturales), y nadie quiere eso… ¿verdad?

«Otra de las tradiciones que no pueden faltar para iniciar el nuevo año en Japón es el Osoji. La tradicional «limpieza profunda» de fin de año»

La gente también acude a sus templos cercanos para ayudar a los monjes en la limpieza de los mismos, ya que los Kamis (dioses) recibirán con mucho agrado ese esfuerzo de parte de los fieles. 

Fieles asistiendo a los monjes en la limpieza de los Kamis.

Este ritual tiene sus orígenes en el período Edo, cuando todos los 13 de diciembre, la gente se dedicaba a la limpieza general para recibir el nuevo año.

«Debemos recordar de desprendernos de objetos muy viejos, ya que al cumplir los 100 años se transforman en Yokais (seres sobrenaturales)»

Demás está decir que este año realmente amerita un Osoji muy dedicado, así podemos empezar el nuevo año sin malas energías. 

La visita al templo o Hatsumode

Por último, mencionaremos el Hatsumode, que es la primera visita del año a un santuario o templo (o ambos) para escuchar las 108 campanadas que marcan el cambio de año.

Visita a los templos y santuarios en el Hatsumode.

Esta tradición busca abandonar los 108 sufrimientos del ser humano según la doctrina budista. La celebración comienza en la misma noche del 1º de enero y dura hasta el 3 de enero.

«Demás está decir que este año realmente amerita un Osoji muy dedicado»

Esa noche y los primeros días del año, los principales centros religiosos shintoístas suelen ser un infierno de gente, aunque es una celebración muy interesante de vivir.

Imaginen a 127 millones de japoneses asistiendo a sus centros religiosos ¡en forma masiva! Solo el Santuario Meiji de Tokyo recibe en esos días a 3.5 millones de personas 

Multitudes visitando el santuario Meiji durante el Hatsumode.

Los fieles harán sus oraciones dejando sus ofrendas a los dioses de los santuarios. También se solicitan las primeras caligrafías del año a los sacerdotes, se adquieren amuletos para el nuevo ciclo y se queman los amuletos utilizados en el año que se va en las hogueras de los santuarios.

Aquellos interesados en saber más sobre mi viaje a Japón, pueden seguirme en mis redes sociales, listadas abajo. Asimismo, a quienes quieran adquirir el libro “La Ruta del Samurai”, en el que describo mis vivencias en el “País del Sol Naciente”, los invito a hacer click aquí. Además, mi libro ya está disponible en Amazon en formato E-BOOK y tapa blanda en el siguiente link.

Gracias por leer y ¡Feliz Año!

Acerca del autor

Practicante de Artes Marciales Japonesas desde 1982 (Karate, Aikido, Iaido y Kobudo okinawense). Es autor del libro "La Ruta del Samurái". Japón para Budokas". Se destaca como estudioso de la historia y cultura de Japón. Es además columnista de la revista norteamericana Bugeisha (https://bugeisha.net/) y fundador de la empresa Budokan Argentina.