APEC está en camino de alcanzar sus objetivos energéticos

APEC

APEC está en camino de cumplir sus objetivos de reducir la intensidad energética en un 45% para 2035, en relación con los niveles de 2005, y de duplicar la proporción de energías renovables modernas para 2030, en relación con los niveles de 2010, según un informe sobre energía recientemente presentado.

Según el informe Perspectivas de la oferta y la demanda de energía de la APEC, la intensidad energética en la APEC ha ido mejorando a un ritmo medio anual del 1,9% desde 2005 o, de forma acumulada, del 22% entre 2005 y 2018.

En el escenario actual, en el que se mantienen las tendencias existentes en el desarrollo y despliegue de tecnología y los programas y políticas gubernamentales actuales, APEC alcanzará su objetivo de reducir la intensidad energética un año antes de lo previsto, en 2034.

La intensidad energética se refiere a las necesidades energéticas de una economía. Reducir la intensidad energética significa utilizar menos energía para producir un producto o un servicio.

El porcentaje de energías renovables modernas de APEC aumentó del 6,1% en 2010 al 8,7% en 2018. Se espera que la región cumpla el objetivo de duplicar las energías renovables cuatro años antes de lo previsto, en 2026. Esto sugiere que las economías de la APEC están en camino de acelerar significativamente el despliegue de las energías renovables.

«Los avances que estamos viendo ahora se han logrado principalmente gracias a los esfuerzos de reforma estructural para mejorar la eficiencia energética en los sectores de la industria, el transporte y la construcción», explicó Kazutomo Irie, Presidente del Centro de Investigación Energética de Asia-Pacífico (APERC), que elaboró el informe.

«Las economías de la APEC también han aumentado su consumo directo de energías renovables en los sectores de uso final y han incrementado la proporción de electricidad generada por tecnologías eólicas y solares», añadió.

Con sede en Tokio, el centro se creó en 1996 siguiendo la directriz de los líderes de APEC de fomentar una comprensión común de los retos energéticos a los que se enfrentan las economías miembros de APEC y de encontrar soluciones a los mismos.

Desde entonces, el centro ha realizado estudios y análisis de las tendencias de la demanda y el suministro de energía de cada economía miembro de APEC, las perspectivas de la demanda y el suministro de energía en el futuro, el desarrollo de sus mercados energéticos y las respuestas a los retos políticos.

El informe destaca la importante tendencia de desacoplamiento entre la demanda de energía y la actividad económica, que incluso con una producción económica mucho mayor, la demanda de energía de uso final sólo crecería en una cantidad modesta -alrededor del 14% de 2018 a 2050. El desacoplamiento se refiere a los esfuerzos realizados para garantizar que el crecimiento económico se logre con una menor dependencia energética.

«Este aumento de la demanda de energía soportará una actividad económica de más del doble. Esto demuestra que la historia del desacoplamiento es influyente en todas las economías de APEC», explicó Irie.

«La desvinculación está impulsada por las continuas mejoras de la eficiencia energética, al mismo tiempo, hay un alejamiento de los combustibles fósiles más intensivos en carbono, como el carbón y el petróleo, apoyado por un crecimiento de la electrificación».

En su intervención en la presentación del informe en Tokio, la Directora Ejecutiva de la Secretaría de la APEC, Rebecca Sta Maria, subrayó que si bien el cambio climático es una amenaza mundial, sus efectos se dejan sentir especialmente en la región de Asia-Pacífico, «donde miles de comunidades vulnerables están expuestas a fenómenos meteorológicos extremos».

«Es interesante observar en este punto que, desde que se publicó la última Perspectiva en 2019, antes del COVID-19, la demanda de energía, el suministro, la producción, la generación de electricidad y las emisiones de CO2 de la región de APEC han crecido», añadió Sta Maria.

«Pero también es alentador ver que APEC está impulsando su ambicioso objetivo de reducir la energía y aumentar el uso de las energías renovables a través de reformas estructurales y programas de eficiencia energética.»

La APEC representa el 56% de la demanda mundial de energía, el 58% del suministro mundial de energía y el 68% de la generación mundial de electricidad. Además representa el 60% de las emisiones mundiales de CO2.

 

Acerca del autor

Colaboradora en ReporteAsia.