Ecuador y China concluyen la negociación del Tratado de Libre Comercio

China Ecuador
Luego de 4 rondas de negociación y decenas de reuniones técnicas, los equipos de China y Ecuador cerraron exitosamente, a nivel técnico, el proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países.

El TLC se negoció a lo largo de 10 meses, siguiendo la hoja de ruta planteada por el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso en la visita oficial a Beijing en febrero 2022.Este acuerdo se centra en la reducción de aranceles que permitan el acceso a mercados e incluye además varias disciplinas como reglas de origen, mejora de procedimientos aduaneros y facilitación del comercio, defensa comercial, protocolos para medidas sanitarias y fitosanitarias, reducción de obstáculos técnicos al comercio, cooperación para la inversión, promoción del comercio electrónico, competencia, transparencia, solución de diferencias y cooperación económica.

La entrada en vigencia de este acuerdo comercial permitirá obtener acceso preferencial para el 99% de las exportaciones actuales de Ecuador a China, destacándose principalmente productos agrícolas y agroindustriales como el camarón, banano, rosas y flores, cacao, café, entre los principales, pero también abrirá las puertas de exportación de productos no tradicionales como pitahaya, piña, mango, arándanos, alimentos procesados, frutas frescas y en conserva, y un elevado número de otros productos de la oferta agrícola y agroindustrial.

El TLC mejorará también el acceso de la oferta exportable ecuatoriana a un mercado de más de 1.400 millones de consumidores, potenciando así el aumento de exportaciones, la generación de empleo, el crecimiento y la atracción de inversiones.

Actualmente, el comercio conjunto entre Ecuador y China supera los USD 10.000 millones. Hasta el primer semestre del 2022, China se convirtió en el principal socio comercial no petrolero del Ecuador.

La profundización y ampliación del comercio, gracias al acuerdo comercial, traerá múltiples beneficios para ambos países.

El acuerdo comercial con China ha previsto las sensibilidades en los sectores agrícola e industrial, estableciendo un importante número de exclusiones, particularmente en el ámbito de manufactura, así como plazos largos de desgravación.

Por otro lado, el acceso sin aranceles de materias primas, insumos, herramientas y equipos, reduce los costos de producción para la industria ecuatoriana y ofrecerá mayor variedad y calidad para los consumidores ecuatorianos.

Este acuerdo establece mecanismos en el ámbito sanitario y fitosanitario para agilizar procesos de acceso a mercado y también, disposiciones en materia de defensa comercial y facilitación de comercio que facultan la posibilidad de establecer medidas para proteger la industria ecuatoriana y un mejor intercambio de información.

El sector productivo participó activamente en la negociación a través del cuarto adjunto, dotando de insumos e información para fortalecer la estrategia del equipo negociador en beneficio del país.

La firma del Tratado de Libre Comercio Ecuador-China se dará luego del cumplimiento de los respectivos procesos de formalización de las ofertas, la traducción y revisión jurídica, fecha que será anunciada por ambos gobiernos oportunamente.

Sobre las relaciones entre China y Ecuador

Las relaciones entre ambos países son de larga data y se han profundizado especialmente durante el gobierno del izquierdista Rafael Correa, quien recurrió a China tras defaultear la deuda internacional que mantenía Ecuador y quedarse sin crédito extranjero.

De esa forma China logró posicionarse como el principal acreedor de Ecuador. La mayor parte del crédito chino se ha destinado a seis proyectos hidroeléctricos por valor de tres mil millones de dólares. Parte de la deuda también estaba vinculada a futuras ventas de petróleo. PetroEcuador, la empresa gubernamental, ha estado suministrando petróleo a la empresa estatal china PetroChina con un descuento para el pago de la deuda.

En septiembre del 2022, ya con Guillermo Lasso en el poder, Ecuador logró una reestructuración de una porción de la deuda china, que alcanzaba una suma de 4400 millones de dólares.

El acuerdo se alcanzó directamente con los bancos políticos de China, el Banco de Desarrollo de China y el Banco de Exportación e Importación de China, que en conjunto han proporcionado más de 18.000 millones de dólares en préstamos a Ecuador desde 2010.

Es un caso paradigmático para otros países latinoamericanos, como Argentina y Venezuela, que podrían continuar ese camino respecto de la deuda china.

https://hosting56220us-96570.webempresa.site/opinion/2021/11/17/ecuador-primer-proyecto-aiib-latam/

Además, de los préstamos de bancos estatales y políticos chinos, Ecuador fue el primer país de América Latina en recibir financiamiento del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (AIIB), controlado también por China.

Otros TLCs de China en América Latina

China tenía ya firmados algunos tratados de libre comercio en la región. Principalmente destacan los vigentes con Perú, Costa Rica y Chile.

Con Chile, el TLC entró en vigencia en octubre 2006; con Perú en marzo 2010 y con Costa Rica en agosto de 2011. Hasta ahora el objetivo chino pareciera hacerse de relaciones comerciales preferenciales con países que miran hacia el Pacífico, tal como lo demuestra también las conversaciones que supo haber con Colombia y El Salvador, por ejemplo.

El caso que llama la atención es el de Uruguay, donde ya ha habido ciertos anuncios y reuniones técnicas en miras de un posible TLC, lo que saldría de la línea de trabajo que China ha tenido para América Latina. Según el especialista uruguayo, Ignacio Bartesaghi, “geopolíticamente a China le viene muy bien firmar un TLC con Uruguay”.

Ecuador es el siguiente paso de China en América Latina, queda por ver quien vendrá después.

+ posts

Es estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina. Es miembro del Semillero de Investigación de dicha Facultad y del Grupo de Estudios sobre India y el Sudeste Asiático de la Universidad Nacional de Rosario. Cursó además la Diplomatura en Derecho y Estado Digital 4.0. Es pasante de SHEN, consultora de negocios con Asia y redactor en ReporteAsia.

Buscá en Reporte Asia