El ADB revisa las perspectivas de crecimiento de los países en desarrollo de Asia

ADB Asia
Imágen: Asian Development Bank

El Banco Asiático de Desarrollo (ADB, por sus siglas en inglés) revisó ligeramente a la baja sus perspectivas de crecimiento económico para los países en desarrollo de Asia, situándolas en el 7,0% este año y en el 5,3% el próximo, después de que los nuevos brotes de COVID-19 provocaran un menor crecimiento en el tercer trimestre.

Las últimas estimaciones del ADB, presentadas en un suplemento regular del Asian Development Outlook (ADO) 2021, se comparan con las previsiones del banco de septiembre de un crecimiento del 7,1% para 2021 y del 5,4% para 2022. Las perspectivas para este año se han revisado ligeramente a la baja para todas las subregiones, excepto Asia Central.

«Los progresos constantes de Asia en desarrollo para hacer frente al COVID-19, mediante continuas campañas de vacunación y una aplicación más estratégica de las medidas de contención, ayudaron a impulsar las perspectivas de crecimiento en la primera parte del año», dijo el economista jefe interino del ADB, Joseph Zveglich, Jr.

Las perspectivas para este año se han revisado ligeramente a la baja para todas las subregiones

«Sin embargo, nuevos brotes en el tercer trimestre atenuaron el crecimiento del producto interior bruto, y la llegada de la variante del virus Ómicron está provocando una nueva incertidumbre. Los esfuerzos de recuperación tendrán que tener en cuenta estos acontecimientos», aclaró Zveglich.

El principal riesgo para las perspectivas de crecimiento sigue siendo el resurgimiento de los casos de COVID-19. El promedio de casos diarios a nivel mundial aumentó a casi 573.000 el 30 de noviembre, frente a los 404.000 del 15 de octubre.

ASEAN Access: un nuevo portal que internacionaliza a las PyMEs

La tasa de vacunación de los países en desarrollo de Asia ha aumentado significativamente hasta el 48,7% (totalmente vacunados) a 30 de noviembre, aunque la región sigue estando por detrás de Estados Unidos, con un 58,1%, y de la Unión Europea, con un 67,2%.

Las tasas de personas totalmente vacunadas también varían mucho dentro de la región, desde el 91,9% de la población total en Singapur hasta el 2,2% en Papúa Nueva Guinea.

En contra de la tendencia general de Asia en desarrollo, se espera que la economía de Asia Central crezca un 4,7% este año, como consecuencia de la subida de los precios de las materias primas y el aumento del gasto público. La previsión para el próximo año también se ha elevado al 4,4% desde el 4,2% de septiembre.

El principal riesgo para las perspectivas de crecimiento sigue siendo el resurgimiento de los casos de COVID-19

Las perspectivas de crecimiento de Asia oriental se han revisado a la baja en 0,1 puntos porcentuales tanto para 2021 como para 2022, hasta el 7,5% y el 5,0%, respectivamente, en medio de ligeros ajustes a la baja en las previsiones para la República Popular China (RPC), la mayor economía de la región. Ahora se espera que la economía de la RPC crezca un 8,0% este año y un 5,3% el próximo.

Se prevé que el sur de Asia crezca un 8,6% en 2021, frente a la previsión de septiembre del 8,8%. Las perspectivas de la subregión para 2022 se mantienen en el 7,0%. La India, la mayor economía de Asia Meridional, crecerá ahora un 9,7% en el año fiscal 2021, que finaliza el 31 de marzo de 2022.

En contra de la tendencia general de Asia en desarrollo, se espera que la economía de Asia Central crezca un 4,7% este año

La reducción de 0,3 puntos porcentuales se produce en medio de los problemas de la cadena de suministro que están afectando a la industria. Las perspectivas de la India para el año fiscal 2022 se mantienen en el 7,5%, ya que se espera que la demanda interna se normalice.

Las perspectivas del Sudeste Asiático para 2021 se han revisado a la baja en 0,1 puntos porcentuales, hasta el 3,0%, ya que las economías de la subregión impusieron restricciones selectivas ante la variante Delta del COVID-19.

La previsión de crecimiento para el próximo año se incrementa hasta el 5,1%, ya que se espera que las economías sigan suavizando las restricciones generales y reactivando las actividades económicas. En cuanto al Pacífico, la previsión se mantiene en el -0,6% este año y se revisa ligeramente a la baja hasta el 4,7% para 2022.

Se espera que la inflación regional siga siendo manejable, con un 2,1% en 2021 y un 2,7% en 2022, lo que permitirá una política monetaria más acomodaticia y apoyará los esfuerzos de recuperación de la pandemia.