Reunión cumbre Japón-Australia

cumbre
Imagen: Twitter.

El 27 de septiembre, el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, celebró una reunión cumbre con Anthony Albanese, primer ministro de la Commonwealth de Australia, quien estuvo de visita en Japón para asistir al funeral de Estado del ex primer ministro Shinzo Abe.

Kishida expresó su agradecimiento por la consideración especial que Australia le dio al fallecimiento del ex primer ministro Abe, incluida la asistencia de Albanese al funeral de Estado, las luces encendidas en toda Australia y las mociones de condolencia presentadas en la Cámara y el Senado.

En respuesta, el primer ministro Albanese declaró que la delegación compuesta por tres ex primeros ministros y por él visitó Japón para mostrar respeto por el ex primer ministro Abe y por Japón.

Los líderes acordaron profundizar aún más las relaciones Japón-Australia, incluida la cooperación en seguridad y defensa, y trabajar más juntos para lograr un «Indo-Pacífico libre y abierto».

Reafirmaron, también, la importancia del suministro estable de recursos y energía y la colaboración en nuevas áreas, como el hidrógeno.

Por otra parte, los mandatarios intercambiaron puntos de vista sobre el Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (Acuerdo TPP11) y la situación regional, incluidos los países insulares del Pacífico, y coincidieron en profundizar su coordinación en estos asuntos.

México presente en el funeral de Estado de Shinzo Abe

Además, los líderes afirmaron que continuarán coordinando sus esfuerzos en el trato con Corea del Norte, inclusive en los asuntos nucleares y de misiles, como el lanzamiento de misiles balísticos el 25 de septiembre, así como el tema de los secuestros.

Después de la reunión, Kishida, acompañado por el primer ministro Albanese, mantuvo conversaciones informales con el ex primer ministro John Howard, el ex primer ministro Tony Abbott y el ex primer ministro Malcolm Turnbull de Australia.

Entre todos, reflexionaron sobre los logros del ex primer ministro Abe y acordaron continuar con su legado fortaleciendo aún más la relación Japón-Australia.