El presidente de Corea del Sur y el primer ministro de Japón se reunieron en Nueva York

El presidente Yoon Suk Yeol (izquierda) y el primer ministro japonés Fumio Kishida posan para fotos el 21 de septiembre antes de celebrar una cumbre bilateral en un edificio de conferencias cerca de la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York.

El presidente Yoon Suk Yeol y el primer ministro japonés Fumio Kishida el 21 de septiembre, en Nueva York, sostuvieron su primera cumbre, discutiendo temas de interés común, en su mayoría relacionados a temas de seguridad regional.

En una visita a la Gran Manzana para asistir a la 77ª Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente Yoon de Corea del Sur, y el primer ministro Fumio Kishida, de Japón sostuvieron conversaciones durante 30 minutos en un edificio cerca de la sede de la ONU.

Según consigna el artículo publicado por el periodista Park Hye Ri, esta fue la primera conversación entre los líderes de ambas naciones en dos años y nueve meses, desde la reunión de diciembre de 2019 entre el entonces presidente Moon Jae-in y el primer ministro japonés Shinzo Abe en Chengdu, China.

Los líderes de Japón y Corea del Sur acuerdan restablecer lazos en el marco de la ONU

En la cumbre de Nueva York, ambos líderes acordaron solidarizarse y cooperar con la comunidad internacional para defender los valores universales que comparten, como la democracia liberal, los derechos humanos y el estado de derecho.

esta fue la primera conversación entre los líderes de ambas naciones en dos años y nueve meses, desde la reunión de diciembre de 2019

Las dos partes compartieron una seria preocupación por el programa nuclear de Corea del Norte, incluida la reciente promulgación de una ley que la declara un Estado con armas nucleares y la posibilidad de una séptima prueba de misiles nucleares. Al respecto, acordaron trabajar en estrecha colaboración con la comunidad internacional en respuesta a esta amenaza, según la oficina presidencial de Corea del Sur.

Asimismo, ambos mandatarios coincidieron en la necesidad de mejorar los lazos bilaterales a través de la resolución de asuntos pendientes, y para ello decidieron continuar las consultas mientras agilizan el diálogo entre funcionarios de sus cancillerías.

El presidente Yoon y el primer ministro Kishida también acordaron mantener la comunicación abierta como líderes de sus respectivos países.