El español como estrategia diplomática para la presencia de China en América Latina (2º parte)

A una semana de la publicación de la primera parte, seguimos adelante con este interesante relato de la sinóloga Belén Dorado, ofreciendo en esta ocasión la segunda entrega de su artículo sobre el empleo del idioma castellano por parte de China como estrategia de relacionamiento con América Latina.

La importancia de las lenguas en el mundo se mide en función de cinco variantes, a saber:

  • Geográfica (capacidad para viajar);
  • Económica (capacidad para participar en una economía);
  • Comunicación (capacidad de entablar diálogo);
  • Conocimiento y medios (capacidad para consumir conocimiento y medios) y;
  • Diplomacia (capacidad de entablar relaciones internacionales).

El español como estrategia diplomática para la presencia de China en América Latina (1º parte)

En este contexto y siguiendo a Kai L. Chan, autor del informe de Power Language Index 2016, el español estaría ubicando como la cuarta lengua más importante del mundo, pero vaticinan que para 2050 será la tercera. A esto hay que añadir que es la comunidad de habla hispana la que más crece año tras año y la que más presencia tiene en el ámbito comercial.

Como comentaba con cierto colega que admiro mucho, el mundo hispano continúa dividido en la actualidad. A diferencia del mundo chino, que se siente -y así se lo han inculcado desde siempre-, parte de una nación muy diversa.

El español es la llave de entrada a casi toda América Latina

China vino a abrir los ojos al mundo hispanoamericano, y a mostrarle el potencial que tiene en relación a la geopolítica, al contar con un vasto territorio, commodities, miles de metros de costas que colindan con el Atlántico y con el Pacífico, una población más joven que la del viejo continente… y lo más importante: un idioma común que facilita cualquier transacción comercial, sin necesidad de dar lugar a equívocos, y sin la necesidad de hacer uso de traductores.

A pesar de que los países de América Latina hace mucho que ya se independizaron y dejaron de estar sublevados a las urbes europeas, el sentimiento de división en la región es un freno para el desarrollo y la prosperidad, del que debería ser uno de los espacios más desarrollados y poderosos del planeta.

El uso del sello en China: del arte a los negocios

Un pasado colonial que frena el desarrollo

Más que como grupo humano, cultural o lingüístico, el mundo hispano acarrea el lastre del pasado. Y aún se considera en desventaja con la Madre Patria, término que a fechas de hoy todavía se sigue utilizando entre muchos para referirse a España, a la que ven con superioridad en todos los campos del saber y actuar.

«El español se estaría ubicaNdo como la cuarta lengua más importante del mundo, pero vaticinan que para 2050 será la tercera»

En esta dicotomía, España, y por ende el resto de países colonizadores, deberían dejar de ver a estos 20 países restantes como sus súbditos, porque ya hace centenios que dejaron de serlo.

La ventaja china en América Latina

Es aquí donde China tiene ventaja ya que está sabiendo ver estas potencialidades, mucho antes incluso de que el propio mundo hispanoamericano lo haga. Y con ello se está preparando para poder «conquistarlo» por la vía de la diplomacia, contrarrestando los muchos de años de sublevación a los que los países de Latinoamérica han sido sometidos por parte de su vecino Estados Unidos. País este que, más que ver una oportunidad de crecimiento mutuo en la región, se ha mantenido en su papel de colonizador, considerando a América Latina, o sea a sus vecinos, como un espacio de donde extraer los commodities y la mano de obra que necesita.

Solo cuando se pierda este sentimiento de inferioridad y se devuelva la confianza a la región por parte de sus propios ciudadanos -confianza que vemos que China está ayudando a recuperar, podremos hablar de un mundo hispano cohesionado y con objetivos comunes, tal y como el Primer Emperador de China soñó para su propio país. Y estaremos en condiciones de competir con el resto del mundo. Para lograr este cometido, América Latina tiene que confiar, y mucho, en sus propias capacidades. Y en este sentido, China está dando el primer empujón y animando a la región a empoderarse frente al gigante del norte y al viejo continente.

China como socio de América Latina: ¿con cada país por separado?

China adopta nuevos hábitos para aprender del mundo

Saliendo un poco del tema del español específicamente, es importante enfocarse en lo siguiente: en China, el protocolo es un aspecto de suma importancia en todas las esferas de la sociedad. Y es algo que cualquier occidental que quiera asentarse en el mundo chino debe comprender y tener en cuenta a la hora de interactuar con su contraparte china.

«el sentimiento de división en América Latina es un freno para el desarrollo»

El protocolo, como en todas las culturas, podría entenderse como un compendio de las costumbres culturales de un país y de su actuar, aspecto que entienden muy bien los chinos. Por poner un ejemplo, cuando China se presentó al mundo, allá por el  año 2008 siendo anfitrión de los Juegos Olímpicos, se enfrentó a una problemática: los millones de personas que habitaban en ese entonces la capital del país procedían, en la gran mayoría, de zonas rurales y tenían poco conocimiento de las normas de comportamiento urbanas. Para ese entonces, en Beijing era casi costumbre escupir en la calle o caminar con la camiseta levantada dejando la barriga al aire.

El China-LAC Cooperation Fund, una herramienta del Gobierno chino para invertir en nuestra región

Un “Manual de Buen Comportamiento” normaliza usos y costumbres

En este contexto, el Gobierno de China decidió crear un “Manual de Buen Comportamiento” en el que se incluían algunos aspectos a tender en cuenta a la hora de comportarse en  público. Y al mismo tiempo se daban algunos consejos sobre cómo comportarse en el extranjero cuando salieran de viaje.

«América Latina tiene que confiar en sus propias capacidades… China está dando el primer empujón y animando a la región a empoderarse»

Esto último se hacía a través de un video titulado “Be a good panda”. En este apartado, en el de los viajes al extranjero, y en relación a España, hacían hincapié en que las mujeres españolas siempre acostumbraban a llevar pendientes -aspecto irrisorio pero que demuestra hasta qué punto el protocolo es un tema de gran importancia en China-, y cómo para lograrlo deben profundizar al máximo en las costumbres y en el actuar de cada país.

Conocer al otro: una misión de la sociedad china moderna

Cuando un chino viaja al extranjero, debe mantener la reputación del país en buen estado, ya que de lo contrario, estaría haciéndole perder la imagen a la China entera; a este cuidado de las apariencias en mandarín se lo conoce como «Mianzi» (rostro). Conociendo quién es el otro y sabiendo comportarse según las costumbres del país al que llegan, estarán dejando alto el listón de China frente al mundo.

Entendiendo la lengua, las costumbres, sabiendo quién es el otro, cómo vive, qué añora o qué come -aspectos que podrían parecer mundanos a los ojos de las grandes potencias mundiales-, estaremos en condiciones de poder entablar relaciones a largo plazo o «Guanxi», como los denominan los chinos. Este término contempla que una relación comercial no puede entablarse si antes no ha habido una relación de amistad, una relación humana, o si antes no hemos conocido a nuestra contraparte.

«En China, el protocolo es un aspecto de suma importancia en todas las esferas de la sociedad»

Sucede justo lo contrario que en Occidente, donde las prisas provocan que el conocimiento del otro quede relegado y no se considere fundamental para poder cerrar alguna transacción. Mientras que en Occidente prima lo económico, en China, y por ende en otros países asiáticos, es muy relevante conocer el aspecto humano que hay detrás de las transacciones antes de llevarlas a cabo.

Analizando conceptos culturales chinos en los negocios

El mundo hispano tiene una oportunidad muy valiosa

Es esta forma de ver las cosas lo que hace que China se haya presentado al mundo como una gran nación, que paso a paso está presente en cada rincón del planeta. Y que con esa presencia va dejando huella, a través de inversiones necesarias y tan básicas como el acceso al agua, la construcción de ferrocarriles o la donación de mascarillas y material para poder afrontar la crisis humanitaria que sufre nuestro planeta fruto de la pandemia.

«Conociendo quién es el otro y sabiendo comportarse según las costumbres del país al que llegan, estarán dejando alto el listón de China frente al mundo»

China se está preparando para despertar definitivamente y el mundo hispano tiene por delante una oportunidad muy valiosa. Latinoamérica es consciente de ello, motivo por el cual el estudio de la lengua china se está viendo cada vez más como una prioridad para los millones de estudiantes hispanos, quienes cuentan con más de 44 centros de estudio del chino en sus países.

Cinco mandamientos para negociar con China

Globalización, diplomacia y aprendizaje de la cultura

Que China llegue a calar en los países de habla hispana es un hito de esta globalización, pero que lo haga con la diplomacia de la comprensión en materia cultural y lingüística, y no con la imposición de pensamientos colonialistas, podría verse como un honor para estos países cansados de ver sus territorios amenazados por un capitalismo voraz que no contempla el conocer al otro como estrategia en su agenda global, sino como espacios de donde extraer las materias primas que necesitan para su desarrollo, cueste lo que cueste.

«Es esta forma de ver las cosas lo que hace que China se haya presentado al mundo como una gran nación que está presente en cada rincón del planeta»

Tendremos que esperar a ver cómo se desarrolla esta estrategia diplomática de China en un futuro no muy lejano, cuando los millones de alumnos chinos que copan las aulas del «Reino del Medio», y que se forman en el aprendizaje de la lengua española y de su cultura, porque no hay lengua sin cultura y sin tradiciones, se lancen al terreno laboral y logren entablar relaciones comerciales en esta región en la que invierten en productos básicos y reciben a cambio materias primas, muy demandadas y necesarias para el proyecto de país que creó Huang Di.

Confucio, padre y maestro del pensamiento chino

China y América Latina: con la vista puesta en el futuro

Confiemos en que, para ese entonces, los países de habla hispana, y concretamente los países de América Latina, sepan quitarse el sentimiento de inferioridad y se consideren con posibilidades de competir con el resto de países del mundo.

Pero más importante aún es que sepan valorar la riqueza y la importancia que tienen en la geopolítica internacional. y que se vean como grupo de poder. Ya que poseen la ventaja de contar con un mismo idioma y con culturas que, más que separarlos, los une. Si China ha sabido ver el potencial de esta región frente a otras en el mundo, son estos países los que tienen una tarea pendiente en la consideración de sus potencialidades. El cambio ya está en marcha.

«Que China llegue a calar en los países de habla hispana es un hito de esta globalización»

Cervantes estaría más que asombrado de contemplar cómo su lengua se convierte en una de las más habladas del mundo. Pero lo haría aún más si supiera que fueron los chinos, habitantes del otro lado del mundo, con unas costumbres tan diferentes de la suyas, quienes eligieron el español como estrategia de inversión y desarrollo en estos países. Que, en un momento de la historia, tuvieron que abandonar su propia lengua, costumbres y cultura para hablar el español. Pero este hecho histórico posibilitó convertirse en una de las regiones con más potencialidades y una de las más pobladas a la fecha de hoy, con un lenguaje en común, como ansiaba Huang Di, y con vastas materias primas; aspecto que China conoce, y muy bien.

Acerca del autor

Doctora por la Universidad de Granada, con especialidad en estudios sobre China (pintura, pensamiento y cultura -2007). Es Directora de la Revista Cultural sobre China, “Bambú, Dragones y Tinta” y fue becaria de ICO y AECID en La Universidad de Beijing, China (2003/2005), para Investigación sobre su tesis doctoral acerca de la pintura china y la Paz”. Tiene un doctorado en "Paz, Conflictos y Democracia" por el "Instituto de La Paz y los Conflictos” de la Universidad de Granada, España (2001/2003), y es además licenciada en Historia del Arte por la misma Universidad de Granada, España (2001). integrante del GIDEA (Grupo de Investigación de Estudios Asiáticos) y miembro de la cátedra China desde 2021. Se desempeña como profesional independiente impartiendo formación sobre cultura y protocolo chino, actualmente para la empresa Weilai. Se define como una apasionada de China.