Bibimbap: un festín de colores y sabores coreanos

bibimbap

El bibimbap es una comida tradicional coreana que se compone de arroz caliente cubierto con una variedad de ingredientes frescos y cocidos, todo ello decorado de manera artística. El término «bibimbap» se traduce literalmente como «mezcla de arroz», lo que refleja su preparación, donde todos los ingredientes se mezclan antes de ser consumidos.

Se cree que este plato se originó como una forma de aprovechar los restos de las comidas, ya que se puede utilizar una amplia variedad de ingredientes, incluidos vegetales, carne, mariscos, huevos y condimentos.

Históricamente, se lo ha asociado con la cultura coreana de la salud y la belleza debido a su uso abundante de ingredientes frescos y nutritivos. La combinación de colores brillantes en el plato no solo es estéticamente agradable, sino que también se cree que tiene beneficios para la salud según la medicina tradicional coreana, que atribuye propiedades curativas a los alimentos de colores vibrantes.

Cuando se sirve el bibimbap, se presenta típicamente con una guarnición de gochujang, una pasta coreana de chile fermentado que proporciona un toque picante y sabroso al plato. Antes de comer, se mezcla todo junto con la salsa gochujang y cualquier otro condimento adicional según el gusto personal. Esto genera una combinación deliciosa de sabores y texturas, con el arroz sirviendo como base reconfortante y los ingredientes frescos agregando un toque de vitalidad y sabor.

Aquí tienes una receta básica para preparar bibimbap en casa:

Ingredientes:

  • 2 tazas de arroz blanco (preferiblemente arroz de grano corto)
  • 1 zanahoria grande
  • 1 calabacín
  • 1 taza de espinacas frescas
  • 1 taza de brotes de soja
  • 150 g de carne de res (o pollo, cerdo, tofu o cualquier proteína de tu elección)
  • 4 huevos
  • Aceite de sésamo
  • Salsa de soja
  • Gochujang (pasta de chile coreana)
  • Semillas de sésamo tostado (opcional)
  • Sal y pimienta al gusto

Cocina el arroz según las instrucciones del paquete y déjalo reposar.

Corta la zanahoria y el calabacín en tiras finas y uniformes.

Escalda las espinacas en agua hirviendo durante unos segundos, luego escúrrelas y exprime el exceso de agua.

Saltea las zanahorias y el calabacín por separado en una sartén con un poco de aceite de sésamo y una pizca de sal hasta que estén tiernos pero aún crujientes. Reserva.

En la misma sartén, saltea las espinacas con un poco de aceite de sésamo y una pizca de sal hasta que estén marchitas pero aún vibrantes en color. Reserva.

Saltea los brotes de soja en la misma sartén con un poco de aceite de sésamo y una pizca de sal durante unos minutos. Reserva.

Cocina la carne de res (o la proteína de tu elección) en la misma sartén con un poco de aceite de sésamo y salsa de soja hasta que esté cocida. Reserva.

Fríe los huevos en una sartén con un poco de aceite hasta que las claras estén firmes pero las yemas aún estén líquidas.

Para servir, divide el arroz cocido entre cuatro platos hondos. Coloca las diferentes verduras y la carne cocida en montones ordenados sobre el arroz.

Coloca un huevo frito en la parte superior de cada plato.

Sirve con salsa gochujang y semillas de sésamo tostado espolvoreadas por encima.

Antes de comer, mezcla todos los ingredientes juntos para combinar los sabores y disfruta de tu bibimbap casero.

¡Que disfrutes preparando y saboreando este delicioso plato coreano en casa!

 

+ posts

Buscá en Reporte Asia