Mia Kang: una luchadora en todos los sentidos

Imagen: Instagram

Mia Kang nació en 1988 en Hong Kong. Su madre es surcoreana y su padre es británico. Actualmente vive en Nueva York. Es una modelo y activista contra la discriminación hacia las mujeres, difunde ideas de amor propio y a su vez lucha contra la xenofobia que sufren las personas asiáticas.

Kang fue discriminada cuando era niña por tener sobrepeso. A los 13 años, un médico le dijo que corría riesgo de padecer diabetes. De tal modo le afectó la situación que en un par de meses redujo su peso a la mitad. Poco tiempo después comenzó su carrera como modelo. Durante sus años de escuela secundaria y universidad modeló en distintas ciudades de Asia y Europa como Tokio, Singapur, Milán y Londres .

A pesar de su éxito como modelo, su padre le aconsejó que fuera a la universidad. Kang estudió filosofía y economía en la Universidad de Bristol, luego obtuvo una maestría en finanzas y derecho financiero en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos.

Después de graduarse, Kang dejó el modelaje para usar su título en finanzas y dedicarse al comercio de productos básicos en Londres. En 2015 se mudó a la ciudad de Nueva York, una de las capitales de la moda y decidió darle otra oportunidad a la profesión. Fue la primera hongkonesa en convertirse en modelo de Sports Illustrated, una revista neoyorkina dedicada al deporte.

Taiga Ishikawa: el primer funcionario homosexual de Japón

A pesar de todo, no estaba feliz con su vida. La exigencia que conlleva la industria del modelaje le imponía mantenerse delgada, lo que la llevó a desarrollar un trastorno alimenticio.

Tiempo después, comenzó a practicar muay thai, también conocido como boxeo tailandés, un arte marcial. Gracias a este entrenamiento pudo ganar respeto por su cuerpo y adquirir hábitos alimenticios saludables.

Kang comenzó a alternar su tiempo entre entrenar en Tailandia y regresar a Nueva York para modelar. Su primera pelea profesional fue en 2017, donde venció a Nong B, una luchadora mucho más experimentada que ella.

Actualmente dirige su propio club de boxeo de mujeres en SoHo , Nueva York, llamado «Killa Girl Gang».

Motivada para compartir su experiencia y mostrar cómo influyo en su vida este arte marcial, en 2020 Kang publicó un libro titulado Knockout. En él narra su recorrido personal desde el odio hacia sí misma hasta el amor propio, mientras luchaba contra la dismorfia corporal y los trastornos alimentarios en su juventud y durante su carrera como modelo. Sus memorias se centran en su experiencia con el muay thai, al que le da crédito por enseñarle a amar su cuerpo e incluso por salvarle la vida. Desde entonces se convirtió en una defensora de la confianza corporal

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mia Kang 미아 (@miakang)

Kang trata de trabajar con organizaciones benéficas en cada país en el que modela.  Apoya al gimnasio Wor Watthana Muay Thai que ayuda a los niños en una región empobrecida del noreste de Tailandia.

Activismo en las redes

Lo primero que vemos al entrar a su perfil de instagram Mia Kang es una frase escrita en mayúsculas en su biografía: “STOP ASIAN HATE”, que en español sería algo como “detengamos el odio hacia los asiáticos”. Esta primera aproximación nos muestra qué tipo de contenido suele postear. Además de mostrar su trabajo como modelo, aprovecha su alcance de 292 mil seguidores para compartir reflexiones propias y hacer post informativos.

Actualmente dirige su propio club de boxeo de mujeres en SoHo , Nueva York, llamado «Killa Girl Gang»

En un tweet de 2021 que reposteó en su Instagram, hace un llamado de atención para que se normalicen los cuerpos no delgados en las mujeres orientales, “(…) los medios siguen mostrando a las mujeres asiáticas siendo diminutas y si no es así, entonces no es socialmente aceptable. Es 2021, actualicémonos. (…)”.

Estos medios a los que Kang hace alusión, son también, según dice, aquellos que contribuyen enormemente a crear una imagen exótica, hipersexual y sumisa de las mujeres asiáticas.

Ella critica que tanto en los medios occidentales como en los propios estándares de belleza de Asia no se refleja la diversidad de cuerpos que en realidad existe.

“(…) me dijeron que me viera «más asiática» para modelar: que perdiera peso, me oscureciera y alisara el cabello, y que me mantuviera alejada del sol para ser lo más bella posible. Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que no soy “demasiado” nada, y que tampoco necesito ser “más” nada más. Está bien ser diferente de lo que ves. Eres hermosa tal como eres.”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mia Kang 미아 (@miakang)

En otra de sus publicaciones denunció muchos crímenes de odio que sufrieron personas asiáticas en Estados Unidos, que los medios de comunicación se ocuparon de ocultar.  Por ejemplo, el asalto y asesinato de Vicha Ratanapakdee un tailandés-estadounidense de 84 años, el asesinato de 6 mujeres asiáticas en Atlanta, Georgia o el incendio intencional de tres tiendas asiáticas.

En 2021 participó de una marcha con miles de personas y admite: “(…) fue uno de los momentos de mayor orgullo de mi vida, si no el más orgulloso. Finalmente me sentí vista, ya no era invisible. Me sentí apoyada y animada por una comunidad de personas que quieren la misma igualdad que yo.”

Ella critica que tanto en los medios occidentales como en los propios estándares de belleza de Asia no se refleja la diversidad de cuerpos que en realidad existe

Asimismo, el año pasado hizo una recaudación de fondos mediante la venta de remeras que ella misma diseñó, imprimió y empaquetó. Logró recaudar U$D 6,557 para la AAPI (Asian Americans and Pacific Islanders), una organización sin fines de lucro que dirige un centro de denuncias por discriminación contra estadounidenses de origen asiático. Se donaron U$D 1287 a la familia de Suncha Kim, quien murió en el tiroteo de Atlanta, otros U$D 2434 fueron al fondo comunitario “stop AAPI hate” y los últimos U$D 2836 se destinaron al Sr. Cheng, un inmigrante camboyano de unos 70 años cuyo automóvil fue incendiado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mia Kang 미아 (@miakang)

A pesar de todos los obstáculos que le presentaron la sociedad y la industria a lo largo de su vida, Mia Kang es un ejemplo de superación y lucha contra las injusticias, para que nadie tenga que volver a pasar por situaciones similares y dejar de ser quienes son realmente.

“Ahora, más que nunca, siéntete orgulloso de quién eres. Celebra tu identidad, hermosa cultura, raíces y herencia. Habla, porque la gente finalmente está escuchando. Siéntete orgulloso de ser asiático.”

Acerca del autor

Nació en el año 2002 en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Actualmente es estudiante de Letras en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Participó en dos ediciones del Mundial de Escritura en Buenos Aires.

Nació en el año 2004. Vive en Buenos Aires, Argentina. Actualmente cursa 5to año de la escuela secundaria y es estudiante del programa UBA XXI. Participó en dos ediciones del Mundial de Escritura en Buenos Aires.